Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (1) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (5) aniversario (4) antónio zambujo (1) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (4) beck (1) benjamin biolay (1) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (7) carlos hódar (2) celebraciones (3) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (18) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (9) críticas (15) curiosidades (9) david bowie (14) demis rousos (1) deportes (6) dibujos animados (2) discos imprescindibles (3) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (6) en el cielo... (20) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (6) famosos (1) fito paez (2) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (9) fútbol (2) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (21) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) jamoroquai (1) jean-louis murat (1) jessie j (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) kim stanley robinson (1) léo ferré (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (2) mis conciertos (3) mis fotos (3) mis viajes (1) moacir santos (1) mogol (2) música (66) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pintura (2) prince (24) radio futura (1) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (1) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (7) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) versiones (3) vida (13)

sábado, 23 de julio de 2016

Amy Winehouse, eterna...

    © wardy art

      Cinco años desde que perdimos esta voz sublime. No es mucho lo que profundicé en su música, si acaso sus últimos tres discos en los que se forjó tal vez lo mejor de esta corta e intensa carrera, pero fueron varios los temas que llegaron y marcaron huella.
    Intensa fue también su vida, cerrando, como siempre de forma peligrosa, el conocido teorema "sexo, drogas y rock'n'roll". Demasiados han sido marcados por este estigma hasta el punto de llevarles a la muerte, muchas veces, como le pasó a Amy, en lo mejor de su vida (al menos profesionalmente).

     Rendimos homenaje con mi tema preferido: Love is a losing game.  Descanse en paz.

domingo, 17 de julio de 2016

Cómo hacer una buena recopilación de Prince. Parte I: los años 80



        Sigo jodido con lo de Prince. Me pasó también con Bowie, y en parte el golpe fue amortiguado cuando llegó el mazazo de Prince , o sea, que de mal en peor...vino.  Año aciago, pero intentando ver el lado positivo, es en estos momentos cuando hacemos balance de la obra tan grande que nos han dejado genios de esta talla.

       Oblidado pues hacer una recopilación de un  artista tan prolífico como éste, máxime cuando, por desgracia, la cartera de su música editada ya se ha cerrado; cosa distinta es que los depositarios de sus derechos decidan lanzar nuevos discos aprovechando la inmensa cantidad de material que tiene grabada, pero aun así no podremos hablar en propiedad de "un nuevo disco de Prince".
     Cuando los noticiarios nos sorprenden con la partida de artistas renombrados del mundo de la música, muchos se apresuran a comprar alguno de sus discos más famosos o, como buen remedio, alguna de las recopilaciones que se apresuran a sacar las discográficas, como aquella llamada Ultimate o la editada en los 90 llamada The Hits. En mi caso, recibí el encargo de mi amigo Carlos Hódar de prepararle una buena recopilación, de esas que no se hacen con prisas sino con detenimiento y cariño. Y es que encargo semejante requiere toda una metodología. 
     

     
     En primer lugar, no se trata de una suma de grandes éxitos sin más, sino que el objetivo más importante es dar una visión de conjunto de un artista tan interesante como el que nos traemos entre manos. Al tratarse de semejante genio, podemos permitirnos el lujo de prescindir de algunos de los temas "estrella" en las compilaciones comunes que encontraremos en el mercado. Aunque claro está que habrá algunas coincidencias inevitables (¿puede faltar Kiss en una recopilación de Prince?), también será notable la presencia de temas excelentes muy desconocidos para el público general (incluso para los que son afines al artista); pero sobre todo, puede que llame la atención la ausencia de alguno de esos temas considerados "legendarios" (aquí los auténticos fans de Prince ya intuyen algo...)

     Como punto de partida, considero lógico seguir un orden cronológico, sobre todo porque es necesario ir recorriendo todos sus discos para hacer la primera selección, y porque será más fácil en el resultado final visualizar la evolución musical del artista; y esto, como criterio general para cualquier recopilación de este estilo.
     Una vez comenzada la "escucha", sobre todo en un artista que ha editado tanto material,, nos vamos a encontrar con una situación ya intuida: el número de temas "cantidatos" es muy elevado, y pretender llevar esta recopilación al formato físico nos impone también unas limitaciones (80 minutos por cd). Conforme fui avanzando en este difícil trabajo de "descartes", me encontré con la segunda situación, también esperada: aunque pretendía elaborar una selección en un doble cd, se quedaba fuera demasiado material y era necesario ir a una triple entrega (téngase en cuenta que Prince tiene más de 40 lp´s en el mercado, algunos de ellos dobles e incluso triples). 
     Así pues, considerando estas limitaciones y en función del número de temas, encajaba razonablemente bien la idea de elaborar un cd por cada etapa: un cd con lo mejor de los años 80, otro dedicado a los 90, y un tercero a los posteriores al año 2000.
    

   El camino recorrido ha sido bonito, plagado de grandes temas que llevaba tiempo sin escuchar, y corroborando en muchas ocasiones la grandeza de esos otros que siempre tenemos en mente; también he encontrado grandes joyas tal vez no muy "obvias" en un primer momento pero sin duda merecedoras de estar aquí y que seguro llamarán la atención. 
     La escucha de sus primeros discos saboreando el despertar de su genio, el tránsito sosegado por sus grandes lp´s en donde todo está al nivel de los muy grandes, el recuerdo esos conciertos llenos de energía y donde cualquier cosa podía pasar... Y el triste recuerdo, aún no asimilado, de haberlo perdido de una forma tan estúpida... Todas estas sensaciones se viven en este entretenido proceso.

     Deseando ver el "efecto escucha" en oídos de mi amigo Carlos, comenzamos la disección del primer cd: los años 80.


1. I WANNA BE YOUR LOVER
     No iniciamos esta andadura en el año 78, donde Prince editó su primer disco, For you, una obra menor dentro de su discografía, sin duda interesante y con temas muy dignos, pero en cualquier caso prescindible para un objetivo como el que aquí perseguimos. 


     Arrancamos entonces en 1979 con el disco llamado precisamente Prince, un lp en el que además de este tema encontramos otros a un nivel igual y que competían con éste, como Why U Wanna treat me so bad? o Sexy Dancer. 


     Base rítmica con batería y sintetizadores bien acompasados, falsete en toda regla y ese toque funky con guitarras que, con el tiempo, ganarán protagonismo. Y es que, este segundo lp, es mucho de lo que luego será Prince.

Prince - I Wanna Be Your Lover (Official Video) por Prince-Official


2. DO IT ALL NIGHT
     1980 es al año de lanzamiento del tercer lp de Prince: Dirty mind, con contenidos plenamente sexuales en unas letras donde la censura y el pudor brillan por su ausencia. Base rítmica parecida en cierto modo al anterior pero con una presencia mayor de bajos y guitarras funk muy bien encajados. Alguien comentó que el disco es apenas una colección de maquetas que se presentaron a la Warner y que tuvieron muy buena aceptación, lo cual es un error. Es evidente que "suena" a maqueta, pero a mi juicio se trata simplemente del tratamiento que Prince dio a este disco, con un sonido tal vez menos depurado, motivo por el cual encaja luego muy bien en los directos. Guitarras y bajo armando más el sonido y tal vez prescindiendo más de los sintetizadores (salvo en algunos temas donde tienen gran protagonismo, como Head), acompasando el sonido funky de la mayoría de los temas y dejando más libres a otros donde el rock empieza a despuntar claramente (como When u were mine).


     Y sí; tal vez pocos apostaron a que, entre las candidatas de este disco (prácticamente las mencionadas), escogería esta espléndida Do it all night, que a mi parecer sintetiza perfectamente el sonido de este interesante Dirty Mind. Ofrecemos una versión en directo del 81 en París, su primera visita al continente.

   

3. LET´S WORK
     El año 1981 nos trae un fabuloso Controversy, álbum más elaborado que el anterior y donde, además del sonido netamente funk, Prince añade una nota cualitativa con el tema Do me baby; aquí, la incorporación del piano como instrumento principal, unido a su estremecedor falsete y las delirantes letras de amores y encuentros íntimos, irán anticipando una de sus facetas más distinguidas: la de las baladas sentimentales. 


    Son muchas las candidatas: Controversy, Do me baby, Partyup, Annie Christian, Prívate Joy... A punto estuve de escoger la frenética Sexuality, pero creo que era inevitable acabar metiendo a Let´s Work en la lista. 
     Versión en directo de la gira americana del 82. Disfruten...



4. LITTLE RED CORVETTE
     Estamos ya en el año 82, y Prince estrena su quinto lp. 1999 supuso una revolución en las listas americanas, pasando de sus acostumbradas posiciones dominantes en las categorías de sonido negro para entrar con fuerza en las posiciones nacionales de música blanca. Temas como 1999 o este Little Red Corvette que nos ocupa (todo un clásico donde los haya), contribuirán a ello de buena gana, empezando ya el genio a tomar protagonismo en todo el país. 


       Nos quedamos con esta historia de amor y romance donde el pop empieza a intuirse y que nos deleita con un corto pero intenso solo de guitarra de los que se quedan "en la retina". A continuación, la versión en directo de la gira de 1985 con su banda The Revolution.




5. LADY CAB DRIVER
     Seguimos en 1999, un lp donde hay varios temas similares en estilo a este Lady Cab Driver que me hace enloquecer. De hecho, estuve pensando en incluir también el tremendo Let´s Pretend we´re Married o el bailable D.M.S.R., pero una selección como ésta impone sus límites. Se trata de temas con una estructura parecida, con un corte eminentemente funky y duración mayor a lo acostumbrado, casi como una jam session de 7 a 10 minutos de media, brutales a más no poder.
     Este tema en concreto tiene mucho de Prince por lo acostumbrado de escribir sobre escarceos sexuales que sirven de desenlace a una historia, casi de guión cinematográfico. Ambiente urbano, la chica sexy al volante de un taxi y un viajero con ganas de cachondeo. Muy Prince... (y muy Tom Waits ¿no?), incluye una tremenda batalla final entre sintetizador y guitarra para quitar el hipo. Disfruten, versión de la gira 1999 allá por el 83.


      
6. THE BEAUTIFUL ONES
     1984 fue el año de Purple Rain, su sexto álbum y el que lo catapultó a la fama mundial.
     

     Se trata de un muy buen lp donde al habitual funk se le une además el rock y el pop en una excelente banda sonora con el que recibiría además el Óscar en esta categoría. Rescatamos de aquí esta tremenda balada que se consolidará como un clásico imprescindible en su repertorio más laureado, en la versión de la propia película.



7. WHEN DOVES CRY
     Pues sí. El segundo y último tema escogido de ese lp no es precisamente Purple Rain, sino el enigmático e hipnótico When Doves Cry, un tema con una producción muy peculiar por el ensamble de instrumentos (todos tocados por Prince) y donde no figura el bajo, algo muy inusual en la discografìa del genio. Desde la guitarra del comienzo hasta el teclado del final, todo es magnetismo en este clásico imprescindible, incluído el tratamiento "metálico" de la voz. 
     Versión en directo desde Tokio, gira del 90.



8. POP LIFE
     Llegamos al 7º lp de Prince en el año 85. Around the world in a day supone un nuevo giro musical con un disco que en nada se parece al anterior. Pop, psicodelia, historias musicales perfectamente compuestas y ensambladas para no dejar indiferente a nadie. 


     Imprescindible dejar fuera esta joya llamada Pop life. Puro Prince. Magestuoso en un tema cortito de los que siempre se recuerdan. Espléndida versión en concierto del 86.


9. TEMPTATION
     La otra alternativa hubiera sido la archiconocida Raspberry Beret. Algunos incluso se escandalizarán de haberla dejado fuera, pero... ¿cuántos seguidores de Price han reparado en la grandeza de Temptation? Es puro delirio embadurnado del mejor Jimmy Hendrix, con el transfondo del eterno dilema de Prince en torno al sexo y la religión (bueno, ya acabó el dilema, seguramente a estas alturas tiene el asunto bastante claro...). En fin, de alguna manera, uno de esos temas muy desconocidos pero que ayudan tremendamente a conocer la figura de Prince. Tenía que estar aquí.



10. KISS
     Es uno de los temas estrella del fabuloso Parade, editado en 1986 y que ya suma el número 8 de su extensa discografía. 
     

     Un tema isla, único incluso dentro de toda la producción de Prince. De hecho, desentona con el resto de temas del lp, mucho más acordes a lo que fue la segunda banda sonora de su vida, una serie de composiciones de muy alto nivel que contrastan con la floja película a la que acompañan: Under the cherry moon.
     Kiss, el mejor beso de la historia.

Prince & The Revolution - Kiss por planetvideos

11. ANOTHERLOVERHOLENYOHEAD
     Pues sí, este Otroamanteescodidoentucabeza es otra de las grandes maravillas del imprescindible álbum Parade. Se quedaron otros en el tintero, como Mountains, Under the Cherry Moon, Do u lie?, o el emotivo Sometimes it snows in April, que se convirtió casi en tema fúnebre-homenaje cuando supimos de la muerte de Prince aquel 21 de abril (de hecho narra su propia muerte).

12. PLAY IN THE SUNSHINE
     Llegamos al noveno lp en el año 87. Este famoso Sign o' the times pasará a la historia para gran parte de la crítica como el mejor disco de Prince, lo cual no es fácil con un doble que además llega después de un aluvión de discos de muy alto nivel; está claro que el genio está en racha.
     
     
     De aquí es difícil extraer los temas cantidatos al recopilatorio, o pensándolo bien, es muy fácil, pues dos cualesquiera al azar sirven de muestra y van a dejarnos muy buen sabor de boca. Entre tantos, elijo este jovial y brillante Play in the Sunshine que, en directo, sonaba descomunal.


     
13. THE BALLAD OF DOROTHY PARKER
     Esta filigrana a medio tiempo encajada de maravilla sobre una caja de ritmos muy bien acompañada es de lo mejor que podemos encontrar en la discografía de Prince. De mis favoritas sin duda, muy de guión de cine (de los de calentón ¿eh?). Una joya indiscutible que además tuve la suerte de escuchar en directo en uno de mis cuatro conciertos con Prince. ¡ahhh, qué tiempos!
     La versión jazzera que nos ofrece el video comienza a los dos minutos de bromas y comentarios del presentador...






14. SUPERFUNKYCALIFRAGISEXY
     A finales del 87 Prince lanza su décimo lp, sin duda el disco pirata más famoso de la historia. El legendario Black Album estaba ya imprimiéndose en la factoría alemana de Warner cuando una llamada urgente desde Minneapolis ordenaba la paralización de la producción y destrucción de las copias. Al parecer Prince se había arrepentido de editar un material "oscuro y violento" y mandaba paralizarlo todo, pero un astuto empleado sacó una caja con varios vinilos que luego se "subastaron" a precio de oro en el mercado negro. Comenzaba la leyenda...




     De este magnífico disco que luego fue reeditado oficialmente en 1984 en tirada limitada, me quedo con este tema como muy representativo del funk frenético que encontramos en todo el lp. De nuevo, muy Prince, imprescindible para conocer su obra.






15. GLAM SLAM
     Tras la rocambolesca aventura del Black Album, Prince se apresura a principios del 88 a editar su un décimo lp, rescatando tan sólo un tema del anterior. Lovesexy será un disco mucho más luminoso y espiritual, con muy buenas composiciones y donde a diferencia de los discos anteriores, la banda que lo acompaña tiene una mayor participación en la grabación de los temas. Se añade una sección de metales y las percusiones de Sheila E., lo que a la postre redundará en una muy buena ejecución en la gira que seguirá a la edición de este álbum (de hecho hay quienes piensan que la gira de Lovesexy ha sido la mejor de todas, y sin duda fue la más espectacular).



     Entre las múltiples opciones (Alphabet St., I know, I wish u Heaven), me decanté por este tremendo tema que bien representa el sonido de este disco. Este es el video oficial rodado en los estudios de Paysley Park.

     
     No termina aquí la década, pero sí es cierto que Lovesexy cierra un ciclo donde se decanta lo mejor de este genio. Se trata de diez discos muy sólidos donde se condensa lo más genuino y determinante de cuanto Prince ha aportado a la música. A partir del siguiente disco, la banda sonora de Batman, las cosas empezarán a ser diferentes. 



     Concretamente este lp, Batman, que hace su número doce, es un buen álbum que también vendió muy bien y que coincidió con la entrada triunfal de Prince en el mercado europeo, pero de alguna manera empezaban a notarse algunos componentes distintos en la forma de concebir los nuevos temas, lo que llevará en ocasiones a obras de calidad muy dudosa (como el lp Graffiti Bridge) y en otros momentos será capaz de recuperar el brillo de antaño (como el lp The gold experience). Se acabó pues la regularidad, entrando en juego la vertiente pop con aciertos muy grandes pero también con concesiones demasiado arriesgadas y, sobre todo, poca selección a la hora de escoger los temas de los nuevos discos (sobran temas en muchos de ellos que dan una sensación "dispersa" de estilos y, sobretodo, calidad).
      En fin, iremos viendo, poco a poco... De momento, como también el cd impone sus restricciones de espacio, terminamos aquí esta recopilación de los años 80 con estos quince temas seleccionados. Hasta pronto y May u live 2 see the Dawn...

lunes, 13 de junio de 2016

Desempolvando viejas glorias: Raphael

      Resultado de imagen de raphael
© entradasyconciertos.com

     ¿Raphael en este blog?... Sí, todo tiene su explicación, y es que las influencias de los amigos llegan a veces a lugares insospechados, pues de hecho, Raphael es esa clase de tipos que, a base de caerme gordo, al final acabó cayéndome bien; es algo así como una especie de juego masoca donde, cuanto peor me caía el individuo, más me reía viéndolo, jajajaa.... (los que me conocen saben bien de qué les hablo).
     
     © desmotivaciones.es

     Nos ponemos en antecedentes a finales del año pasado, justo antes de los atentados de París. En un bar céntrico de Granada, no hizo falta llegar a los tres chatos de vino para que mi amigo Javier Hódar me sugiriera la escucha del tema "Payaso", de nuestro gran Raphael. Por supuesto, el vino acabó llegando después de esa charla sobre inteligencia emocional a la que asistíamos como invitados (también se "trabaja" en este país ¿eh?); pero fue en los preludios de la misma cuando Javier insistió: "eso de descubrir nuevas genialidades musicales está muy bien, pero no olvidemos a nuestros grandes de los 70 y los 80; y si no -insistía- escucha un día de estos Cadena Nostalgia..." -no pude evitar reírme-.
    Empezar así una charla amigable en un ambiente de cierto nivel intelectual y empresarial es desde luego mucho más divertido que las típicas conversaciones manidas que se dan estos eventos, así que, entre risas y exageraciones, insistió: "escucha 'El Payaso', de Raphael, y ya me contarás..."

   ¿Y qué me encontré al día siguiente en la red? Bueno, pues poco más o menos lo que me esperaba: una voz espléndida, el recuerdo de aquella "música-de-mi-padre-en-formato-cassete-
y-que-tanto-odiaba-de-pequeño", y refrendando la confianza depositada en Javier... una buena canción.
     Sí, es cierto que ni el estilo ni el cantante conseguirán que se desmorone mi pirámide musical en cuanto a gustos y preferencias, pero algún día tenía que llegar el homenaje a los grandes de nuestra música, y es más reconfortante hacerlo estando éstos en vida (y por cierto en un buen momento de su carrera), que para muertos ya llevamos unos cuantos...

    Y dicho esto, es de justicia poner en valor lo que significa Raphael a día de hoy en el mundo de la música. Al margen de las novedades más o menos conocidas por el público en este año (nuevos proyectos colaborando con músicos "de los de hoy", participación en  cine, el premio ondas otorgado reciente...), sus giras por teatros de todo el mundo son un auténtico reflejo de lo que sigue siendo Raphael. Hablamos de un artista que sigue llenando recintos por doquier, y que a pesar de no estar continuamente ocupando grandes titulares, su caché no parece haber decaído con el paso de los años, sino más bien haberse consolidado (sobre todo en el extranjero).

Resultado de imagen de raphael japón
     El tema en cuestión, El Payaso,  fue compuesto por Les Reed, el cual ya pegó fuerte en su época con temas como “Delilah”; se sirvió en el estribillo del tema de la famosa aria de Canio “Vesti la Giubba”, de la opera de R. Leoncavallo “Payasos”. 
     La canción en sí narra la amargura de un payaso obligado a continuar con su papel cómico mientras su amor platónico hace oídos sordos a sus suspiros delirantes para atraer su atención. 
Al principio Raphael canta con una voz grave, reprimida, como si reprimiera también sus sentimientos. Pero al llegar al estribillo, al tema de “El Payaso”, empieza a cantar a plena voz poniéndose a la misma onda de la grandeza de la música de Leoncavallo y sufriendo la tragedia de un amor despedazado.

     De modo que... ¡Viva Raphael y vivan los amigos!