Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (3) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (8) ángel nieto (1) aniversario (6) antónio zambujo (2) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (6) beck (1) benjamin biolay (2) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) brigitte fontaine (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (8) carlos hódar (4) carrie fisher (1) celebraciones (4) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (19) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (10) conocí en persona a... (1) críticas (16) curiosidades (11) david bowie (17) demis rousos (1) deportes (7) dibujos animados (2) discos imprescindibles (4) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (7) en el cielo... (25) encuentros inesperados (1) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (7) famosos (1) fito paez (3) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (11) fútbol (2) george michael (1) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (28) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) invierno (1) jamoroquai (1) jardín (1) jean-louis murat (2) jessie j (1) joão gilberto (1) joaquín nieto (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) juan porto guindo (1) juancho (1) kim stanley robinson (1) laura (1) léo ferré (1) leonard cohen (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) maroon 5 (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (4) mis conciertos (3) mis fotos (4) mis viajes (1) mis vinilos raros de prince (1) moacir santos (1) mogol (2) motociclismo (1) música (74) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) ovnis (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pierre bondu (1) pintura (2) primavera (1) prince (29) radio futura (2) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (3) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) sergé gainsbourg (2) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (9) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) tv on the radio (1) versiones (3) vida (14)

martes, 20 de noviembre de 2012

STEVIE WONDER: la forma más rocambolesca de pedirle un autógrafo




     De aquel mayo del 92, lo que mejor recordaba era que empecé a salir con la que hoy es mi mujer. Sin embargo, tras la lectura de una entrada en Las Cosas de Boris, y la de Paulamule, revisé mi colección de autógrafos y entradas de conciertos y recordé una anécdota muy graciosa que me ocurrió por esas fechas.
     Estando aún estudiando Empresariales, acompañé a mi padre en un viaje de negocios a Valencia. Él era gerente de una industria de tueste y envase de frutos secos, y debía visitar una fábrica de material de envasado, proveedor habitual de la misma. La empresa que íbamos a visitar se encontraba en uno de los polígonos industriales de Valencia, y el director comercial se llamaba Ignacio Angoiti (descanse en paz), una de las personas con más ingenioso sentido del humor que he conocido.


     No recuerdo si fue el día anterior o el mismo día que llegamos, pero me enteré por la televisión o el periódico que esa misma noche actuaba en esa ciudad nada más y nada menos que Stevie Wonder. Por aquel entonces, al menos en España, era mucho más popular que ahora, pero no estaba en la ciudad de viaje de placer, y, sinceramente, por aquel entonces yo estaba mucho más pendiente de otros músicos, especialmente de Prince. Aún así, en las conversaciones que siguieron a la reunión de negocios salió el comentario del concierto, y el Sr. Angoiti comentó que su hija iba a asistir esa noche al evento.



     A la hora del almuerzo, don Ignacio nos llevó a comer al restaurante Eladio, el cual gozaba de muy buen nombre y fama, aunque no tengo ni idea del puesto que ocuparía en el "ranking" de la zona. Una vez allí, éste comentó que le habían informado de que Stevie Wonder iba precisamente a almorzar allí ese mismo día, sin embargo la comida transcurrió sin que nadie famoso apareciese por el salón, ni pudo escucharse nada que indicase la presencia del artista. Por lo tanto, pensé que podía tratarse de una de las habituales bromas de "el marqués" (así se hacía llamar nuestro anfitrión).


     Una vez terminado el postre, antes de abandonar el local, me dirigí hacia los aseos y entré en el de caballeros. Cuando estaba en la zona de los urinarios, justo con "un asunto entre manos", aparecieron por la puerta dos tipos negros muy grandes que escoltaban a un tercero que tampoco era pequeño: Stevie Wonder. Sin poder dar crédito seguí orinando con una mezcla de sorpresa y vergüenza, especialmente cuando los acompañantes guiaron a Stevie hacia el urinario que tenía justo al lado. Imaginaos... ¡Meando al lado de Stevie Wonder!
     El caso es que como terminé antes, salí corriendo a buscar algún bolígrafo y papel para pedirle un autógrafo, y casi se lo arrebaté al primer camarero que encontré al salir. En cuanto el cantante y los escoltas salieron, aprovechando que curiosamente no había en ese momento nadie más en la zona de los aseos, me dirigí a uno de ellos y le pedí permiso para acercarme, tras lo cual un simpático Stevie Wonder me brindó unas palabras; rápidamente le presenté la libretilla y el boli al escolta, el cual se lo acercó para que me firmase un autógrafo que destaca precisamente por lo legible, a pesar de la invidencia del cantante.
     En apenas un minuto se despidieron de uno de los responsables del restaurante, y salieron por una puerta lateral distinta a la empleada normalmente para el acceso del local, por lo que deduje que debieron entrar por allí y almorzaron en algún salón privado ajenos al resto de comensales. Me despedí de los "morenos" y me encontré al asomarme a la puerta con la sorpresa de que subían a un descapotable americano, con la música a todo tren, y ponían pies por polvorosa; ya sabéis lo que pasó por mi cabeza: "don't drive drunk..." 



  He estado rastreando por Google la pista de Stevie Wonder durante el 92, sobre todo por ver si había información disponible de su visita a nuestro país ese año, pero aún no estaba internet desarrollada como para que los diarios y noticieros de la época publicasen datos al respecto en la red.
    En alguna biografía extranjera he podido constatar que fue una época de oasis en el lanzamiento de lp´s por parte del artista, y no se hace referencia a una gira importante a nivel mundial o europeo. Parece pues que pudo tratarse de una actuación puntual tal vez enmarcada en algún tipo de festival; debí hacerme en su día con el recorte del periódico local. 
     Lo último que conozco de su obra es el lp "A time to love" lanzado en 2005, el cual, sin ser un disco extraordinario, me dejó un buen sabor de boca con temas como "Moon blue" o "My love is on fire"
        Os dejo con el tema "So what the fuss", del mismo disco:


domingo, 4 de noviembre de 2012

CONEXIÓN DE MÚSICOS: Prince y Jovanotti



     Conocí a Jovanotti gracias a mi amigo Carlos, siempre un paso por delante mía en "investigación sonora". Él había comprado un cd single del tema "dolce fare niente" que sonaba bastante bien, y que nos llevó a tener en unos meses un recopilatorio y algún otro lp del italiano.
     Su estilo, anclado en pop rock pero con toques innegables de ritmos afrocaribeños en algunos de sus temas, evidenciaban que se trataba de un músico que bucea en el AMALGAMA de músicas que nos rodean, y esta curiosidad le llevó también a incluir toques jazzeros y de la mejor influencia del sonido R&B en sus distintos matices.
     El caso es que a pesar de las evidencias de su interés por la música negra, no indagué sobre cuáles pudieron ser sus influencias más directas, hasta que el tiempo me sirvió en bandeja esta información. Fue tan sólo hace unos días cuando al abrir mi facebook encontré la siguiente publicación de Lorenzo Jovanotti Cherubini:



     El italiano, de gira por Estados Unidos, recalaba en la ciudad de Minneapolis, cuna del genio Prince, para tocar nada menos que en el First Avenue, centro neurálgico del llamado "sonido minneapolis" donde se rodó gran parte de la película Purple Rain. 
     Y entonces, todo empezó a encajar: ese funk-rap que asomaba en algunas canciones de Jovanotti y que se evidenciaba especialmente en la edición extra del disco Buon Sangue tenía un fundamento sublime y magistral: como diría mi admirado José Luis Otero, PRINCE SÓLO PRINCE.















     De modo que nuestro amigo Jovanotti, absolutamente eufórico, una vez terminado el concierto se dispuso a comunicar su experiencia a través de facebook. Os transcribo el texto completo, no tiene desperdicio:


     Esta noche hemos tocado en el“First Avenue” de Minneapolis, uno de los locales más importantes en el mundopor la sencilla razón de que allí nació el sonido de Minneapolis de la mano dePrince & Revolución, una de las mayores aventuras musicales de todos lostiempos, y no estoy exagerando.

     Prince fue el primero en la estelade Miles Davis, pero con una capacidad especial, la de  mezclar todo lo que era posible mezclar. Nodigo que Prince se perdiera sin saber si aquello era funk, jazz, pop, rock,psicodelia, electrónica, dance, country, alternativa, folk, blues ... era todoy era incluso más, una música universal de verdad. Uno de los más grandesgenios musicales de todos los tiempos, sin duda. Nunca hubiera pensado que undía seríamos contratados para un concierto en el club donde nació todo eso, y que aún continúa haciéndolo con una programación explosiva.
     Fue muy agradable, de hecho, en algún momento, me olvidé de la audiencia y la banda también: yo estaba allí, había un poderosoritmo que iba fuerte y podría seguir hasta el infinito si en un momento dado nohubiese “despertado” para retomar el show, haciendo una canción con palabras deun texto y una pizca de melodía. He estado en el medio de la música, en sucentro, me encontré frente a una ciertas escenas desordenadas pero fosforescentes de muchos años atrás; por ejemplo, la primera vez que escuché “kiss”después de abrir el vinilo de 12 pulgadas, el efecto que provocó en mí, queparecía que estaba ante una nueva forma de realidad, más nítida, más precisa,más sensual. Había aterrizado en un planeta nuevo. Las canciones como naves espaciales,mis favoritas así lo eran.
     “I would Die 4 you”, ¿qué decirde esa pieza? ¿Y “Sign o thetimes”? Y luego “Sometimes it snows in april”, qué maravilla de canción.
     
     Luego está el funk, funk, funk, calzado con un solo acorde infinito, duro, ametrallado implacable, esos trenes que sólo Prince,hijo de James Brown y Debussy, sabía cómo poner en marcha.    
     Aquí, esta noche todo me sonaba a caricatura,epifanía musical hermosa y bella, y estoy feliz, me voy a la cama feliz, porque todavía falta todo para inventar el mundo.

     Mañana voy a escuchar los temas de Prince, tengo todos sus discos en el equipo, es uno de los pocos que los que tengo TODO.
     Es cierto, “Sometimes it snows in april” (algunas veces nieva en abril).

     Chao chicos.



      No hay mucho más que añadir. La fascinación de Jovanotti por la música de Prince es más que evidente, como lo ha sido en el caso de otros muchos músicos en las últimas décadas. De todos modos, no podemos extraer como conclusión que escuchar a Lorenzo nos trae ineludibles recuerdos al sonido minneapolis, salvo en temas concretos, aunque se nota que él disfruta con estas variantes funkys en su música.
       Os dejo a continuación un tema llamado "Antología de Stornelli", el cual encontramos en un disco completamente funky llamado E.X.T.R.A. FUNK y que como su nombre indica, es un disco extra que aparece en la edición especial del ya mencionado Buon Sangue. Si tenéis buen audio, atentos al bajo...

         Ciao ragazzi...