Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (1) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (6) aniversario (6) antónio zambujo (2) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (5) beck (1) benjamin biolay (1) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (7) carlos hódar (4) carrie fisher (1) celebraciones (4) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (19) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (10) conocí en persona a... (1) críticas (16) curiosidades (9) david bowie (17) demis rousos (1) deportes (6) dibujos animados (2) discos imprescindibles (4) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (6) en el cielo... (23) encuentros inesperados (1) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (6) famosos (1) fito paez (2) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (11) fútbol (2) george michael (1) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (26) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) invierno (1) jamoroquai (1) jardín (1) jean-louis murat (1) jessie j (1) joão gilberto (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) kim stanley robinson (1) léo ferré (1) leonard cohen (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) maroon 5 (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (3) mis conciertos (3) mis fotos (4) mis viajes (1) moacir santos (1) mogol (2) música (72) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pintura (2) primavera (1) prince (28) radio futura (2) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (2) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) sergé gainsbourg (1) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (8) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) tv on the radio (1) versiones (3) vida (14)

jueves, 25 de abril de 2013

THE NEXT DAY (David Bowie): mi crítica del disco



   Cuando ya podemos decir que el nuevo trabajo de Bowie ha hecho historia, cuando la crítica en general se regodea en alabanzas a The Next Day, unos más que otros, os traigo mi propia "versión de los hechos".
     Sobrepuestos del notición de su regreso al panorama musical tras diez años, anunciado el día de su cumpleaños (8 de enero) tras un trabajo de grabación rodeado de espléndido hermetismo, todos estábamos ansiosos por saborear el disco, lanzado a primeros de marzo, tras conocer los dos primeros sencillos.
     El primer acelerón en ventas, propiciado por una campaña promocional excelente, se tradujo pronto en subida a lo más alto de las listas, llegando en apenas un mes al número uno en más de 40 países. De momento se le resisten algunos países como Estados Unidos (donde no logra desbancar a..... ¡Bon Jovi!) y España (cómo no...). Por lo tanto, cifras para Bowie no vistas desde hace treinta años.

     Para algunos, estamos ante su mejor obra desde Scary Monsters, aunque también hay voces que opinan que se trata de una obra un tanto ecléctica, que recopila los mejores estilos del artista a lo largo su trayectoria pero sin aportar realmente nada nuevo.

     Ante alguien tan grande como David y tratándose de un regreso tan espectacular y mediático, he preferido distanciarme un poco y darme tiempo para escrutar The Next Day. Además, no tengo ningún tipo de presión para publicar mis opiniones y no estoy condicionado por la premura que los medios se den en hacerlo (esta es la libertad del bloguero ¿no?)
     Una vez hecho esto, no tengo ningún inconveniente en decir que, en mi opinión, ni lo uno ni lo otro, es decir, tal vez sí sea la mejor publicación desde Scary Monsters, pero este trabajo no guarda la uniformidad que tienen sus grandes discos, entre otras cosas porque contiene demasiados temas como para lograr un resultado "redondo". 



     Y empiezo la disección:

     1. THE NEXT DAY: Es innegable la fuerza con la que comienza el disco mediante este tema que tiene ciertas reminiscencias de Lodger o incluso de Scary Monsters.

     2. DIRTY BOYS: Me interesa especialmente detenerme aquí. Siempre he prestado mucha atención a los segundos temas, pues en una visión crítica muy particular, muy a menudo me han dado la pista de lo que en conjunto iba a encontrar en el disco, algo así como un medidor de calidad. Sé que es algo muy caprichoso y subjetivo, pero a mí me sirve, y concretamente en este trabajo, encuentro una correlación directa. 
     El tema es muy bueno, suena muy a Bowie aun estando embebido en un estilo muy Tom Waits, pero para mí, saben a poco sus escasos tres minutos y se corta en lo mejor. Atmósfera oscura creada con una sección de metales y una guitarra desgarrada que al final nos deja con la sensación de terminar muy pronto: no tiene un buen remate a pesar de que respira calidad por los cuatro costados.

     3. THE STARS (ARE OUT TONIGHT): Para mí, la estrella del disco (nunca mejor dicho). La primera vez que lo escuché no me dijo gran cosa, tal vez porque estaba expectante por el video del que tanto se había hablado, con un Bowie versioneado por un doble que hace el papel de su hijo. Sin embargo, cuando escuchas adecuadamente el tema, saltan chispas por todos sitios: vitalidad y energía orquestada por una guitarra eléctrica de lo más elegante.


     4. LOVE IS LOST: Contundente desde el primer segundo. Hipnótica caja de ritmos acompañada por guitarras y teclados lacerantes que te llevan a lo más alto. Brutal.

     5. WHERE ARE WE NOW?: Contrapunto espléndido a la altura lograda con los temas anteriores. Exquisita, no pierde vigor con las escuchas. Elegante y firme, nos recordó en algún momento a Thursday's Child, pero tiene su propio empaque pese a ese tono melancólico que no a todos gusta (a mí sí).


     6. VALENTINES'DAY: A  partir de aquí comienza una travesía en la que encontramos un poco de todo. Este y otros temas corresponden a "medios tiempos" de los que veníamos encontrando en sus últimos discos, algunos con un nivel discreto de calidad, como I`D RATHER BE HIGH (8) o DANCING OUT IN SPACE (10). Nos trae gratos recuerdos de Earthing el tema IF YOU CAN SEE ME (7), donde el magnífico bajo de Gail Anne Dorsey (¡¡cómo toca esta mujer!!) conduce impecable este drum'n'bass.
     
     En este intervalo encontramos picos de calidad excepcional, como el tema BOOS OF ME (9), donde la sección de metal vuelve a tomar un protagonismo exquisito; o HOW DOES THE GRASS GROW? (11), absolutamente genial para haber finalizado con este tema el disco.
  
     El tema 12, llamado (YOU WILL) SET THE WORLD ON FIRE, inicia otra vez un declive en la calidad del disco. Para mí, ya son demasiados temas, hubiese sido preferible dejar alguno fuera. Éste, por ejemplo, pese a que puede funcionar muy bien en un supuesto directo.

     YOU FELL SO LONELY YOU COULD DIE (13) tampoco acaba de funcionar, pese a la gran ejecución vocal del Duque Blanco. Simplemente, no está a la altura de los buenos temas del lp.
     
     Y terminamos con HEAT (14), seguramente el tema más extraño y oscuro, más propio de la atmósfera de otros discos, como Heathen. Nos recuerda a I can´t read, single que editó como parte de la banda sonora de The Ice Storm, y creo que no encaja bien en este disco aunque no es un mal tema.

     Así llegamos a los tres temas extra de la edición deluxe, los cuales no aportan gran cosa pero añaden más minutos y diluyen lo que pudo haber sido un gran disco:
        SO SHE (15), interesante pero nada más.
     PLAN (16): casi una broma, es la introducción musical en el video de (THE STARS) ARE OUT TONIGHT.
    I`LL TAKE YOU THERE (17): terminamos con en tema parecido al 12, nada deslumbrante.

        
     En fin, un regreso espléndido de un Bowie que ya hace bastante con regalarnos un nuevo trabajo, pero que no llega a la altura de sus grandes discos. Tal vez sea lo más parecido a Outside, una obra también con demasiados temas, algunos precindibles, pero donde encontramos joyas deslumbrantes. Y digo yo, ¿no estamos siendo demasiado exigentes?

     Gracias por vuestra lectura, nos vemos...
... the next day.

miércoles, 10 de abril de 2013

Sara, nuestra Diva más grande


     La real academia española define diva como "dicho de un artista del mundo del espectáculo y en especial de un cantante de ópera: que goza de fama superlativa".

     Ciertamente esa es la definición académica, pero el uso de la palabra siempre ha ido mucho más allá, empezando por salir del mundo de la ópera. Sí es cierto que se ha aplicado casi siempre a mujeres que están vinculadas al mundo del arte, especialmente la canción o el espectáculo, pero fundamentalmente porque su "fama" se ha cimentado fuertemente consiguiendo gran notoriedad a nivel popular, sin infravalorar por ello sus méritos artísticos; atributos como la belleza, el glamour, y sobre todo las leyendas que se generan en torno a estas artistas, las convierten en algo así como un icono cultural cuya influencia llega a suponer incluso cambios en determinadas tendencias estéticas y/o artísticas.


     Y como en todo, siempre hubo una primera diva. En nuestro país, a mi entender, ha destacado de forma especial Sara Montiel. De su carrera no voy a hablar pues cuando ya llegué a la edad del interés artístico era otra la diva en escena (Madonna en los años 80), y otros mis gustos musicales; por lo tanto, es mucho lo que me he perdido y poco lo que conozco de su trayectoria, pero no seré yo quien niegue a María Antonia su importancia como referencia cultural de nuestro país a lo largo de décadas.




     Como homenaje a esta manchega que nos ha dejado a los 85 años, nada mejor que unas imágenes de alguien que, para quien no lo sepa, llegó a tener a Hollywood a sus pies, y que ahora nos espera en el Cielo... ¿fumando???



Sus primeros pasos en el cine los dio siendo apenas una niña.
Sin saber leer, se aprendía los guiones de memoria según se los iban recitando.


Su aventura americana supuso el esfuerzo del idioma.
Partiendo de su escasa formación, ella misma escribía los guiones 
con la su propia "transcripción" fonética, y esto
le proporcionó una pronunciación bastante correcta,
mejor desde luego que la de Aznar...



Los años cincuenta fueron su época dorada.



Cine, teatro, espectáculo...







Como no podía ser de otra forma, 
también tuvo su importancia en el 
mundo de la música.



Veracruz (1954)
Junto a Gary Cooper, Denise Darcel y Burt Lancaster

viernes, 5 de abril de 2013

MARTROPÍA: Radiografía a Spinetta...






     ¿Cómo es el proceso creativo de Spinetta? ¿Cuáles son sus músicos más admirados? ¿Cuál es su visión del mundo, de la vida, la naturaleza, los sueños del hombre? ¿Qué significa para Luis el tema "La montaña"? ¿Con qué medio se grabó "Peluson of Milk? ¿Quién inspiró "Muchacha ojos de papel"?



     Martropía: el estado de ensueño producido por la visión súbita de puentes amarillos. Y el vértigo que sobreviene al cruzarlos.

      Ésta es la definición que Juan Carlos Díez da al extraño título con el que ha bautizado su obra, una colección de entrevistas a Luis Alberto Spinetta  y una serie de reflexiones en base a las mismas. No encontrarás ningún otro significado, ni falta que hace; al leer lo de “puentes amarillos” todo cobra sentido para cualquiera que conozca la discografía del Flaco.

      Siempre quise tener un buen libro sobre Spinetta, mejor una buena biografía, y no fue fácil. Hace unos diez años le seguí la pista a un libro ya descatalogado y del que no era posible encontrar ejemplares, y abandoné la búsqueda. Con el desarrollo de internet empezaron a surgir biografías en la red bastante completas donde solamente tenías que pinchar y leer.... pero siempre se echa en falta el papel....
         Llegué a saber de Guitarra negra, editado originalmente en 1978, pero que no es una biografía sino un libro de poemas escritos por el Flaco: fascinante pues, pero también muy caro al ser casi todo reventas a precios cercanos a los 100 $. 



       La oportunidad llegó con el famoso Kindle, un gran invento para determinadas obras, aunque para otras sinceramente siempre será mejor el tacto del libro. En este caso, hace apenas cinco meses, se ha editado la versión digital de Martropía, a un precio de 5'69 €. La edición original fue en 2006 y actualmente también está descatalogada.
         La descarga inmediata del libro de Juan Carlos Díez me permitió zambullirme súbitamente en el mundo de Spinetta. Como pincelada del contenido, lean a continuación parte del prólogo:

      "En más de una madrugada tuve el privilegio de escucharlo en la quietud de una cocina aromada de azafrán, de compartir como un regalo sus canciones, algunas, incluso, sin terminar. ´Pero mirá adónde va esta melodía´, me comentó una vez, ocupado en descifrar el bosquejo que había delineado en una guitarra eléctrica desenchufada que sonaba a él." 
         
        "Las cenas, casi siempre preparadas por el Flaco, eran un recreo antes de seguir trabajando en el libro. Luis Alberto, siempre irónico, especialmente consigo mismo, sabía cómo hacerme reír. Por ejemplo, cantando a capella ´Soy un buen beatle´, un tango de su autoría que interpretaba en ese estilo melodramático y absurdo, propio de muchos tangueros. También compartíamos algunas lecturas o escuchábamos música."

        "En algunas ocasiones lo vi trabajar en el estudio o con su grupo en los ensayos. Allí descubrí al músico preocupado por llevar adelante sus ideas con el entusiasmo de quien, lejos de recostarse en sus logros, prefiere cambiar de piel y adentrarse una vez más en la montaña hasta encontrar el cuarzo fulgurante de las nuevas creaciones."

      "Siempre le quitó solemnidad a su obra, a su trayectoria. ´Es que yo no soy un fanático mío´, me decía. Sin embargo, ahí están sus huellas profundas, sus caminos serpenteantes recorriendo territorios tan cercanos como misteriosos; ritos de pasaje sostenidos por el apasionamiento y la creación de una forma propia de belleza que abarca no sólo letras y músicas, sino también la estética sonora con que se presentan."

      " ´Hay días en que tengo el escepticismo de ver quién soy realmente´, me confesó con voz grave aquella madrugada, antes de entusiasmarse como un adolescente tocando nuevas melodías aún sin letras. Regresaba de un viaje y su valija estaba apenas abierta. ´Las canciones son sólo paraísos artificiales´, susurró inocente, intrigante.
         Y se perdió en la salina."





     Siempre faltarán preguntas, las nuestras, las que cada uno de los que ha "bebido" Spinetta lleva dentro. De hecho, el resultado la lectura de esta obra no es del todo satisfactorio, pues se echan en falta otras referencias, otros derroteros por los que haber derivado esa conversación que se fraguó allí: en el estudio privado de Luis, en la sala de grabación de Diosa Salvaje, o en la cocina atestada de amigos que no hacían otra cosa que recordarse anécdotas de viejos rockeros...
     Pero ¿qué esperábais? ¿una entrevista hecha al corte de lo que Spinetta inspira a cada uno? ¿acaso es eso posible?...