Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (1) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (6) aniversario (6) antónio zambujo (2) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (5) beck (1) benjamin biolay (1) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (7) carlos hódar (4) carrie fisher (1) celebraciones (4) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (19) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (10) conocí en persona a... (1) críticas (16) curiosidades (9) david bowie (17) demis rousos (1) deportes (6) dibujos animados (2) discos imprescindibles (4) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (6) en el cielo... (23) encuentros inesperados (1) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (6) famosos (1) fito paez (2) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (11) fútbol (2) george michael (1) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (26) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) invierno (1) jamoroquai (1) jardín (1) jean-louis murat (1) jessie j (1) joão gilberto (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) kim stanley robinson (1) léo ferré (1) leonard cohen (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) maroon 5 (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (3) mis conciertos (3) mis fotos (4) mis viajes (1) moacir santos (1) mogol (2) música (72) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pintura (2) primavera (1) prince (28) radio futura (2) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (2) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) sergé gainsbourg (1) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (8) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) tv on the radio (1) versiones (3) vida (14)

martes, 27 de agosto de 2013

António Zambujo: QUINTO.


     Últimamente la "parrilla de salida" de este blog se ve salpicada de sorpresas. Entradas a punto de ser terminadas se ven relevadas por otras imprevistas por distintos motivos.
     La de hoy, surge por un comentario ayer del maestro Carlos sobre los dos mejores discos de 2012. Tenía claro el primero (Vers les leuers de Dominique A), pero no tanto el segundo. Me puso a prueba con Quinto, de António Zambujo, y para corroborarlo volví a escucharlo.



     El género musical, fado en este caso, no es ni fácil ni difícil. Simplemente puede ocurrir que no sea de nuestro agrado (a mí me pasa con el heavy), que nos sea difícil (me pasa con el flamenco), o que por distintos motivos no sea de lo que más escuchamos o en ese momento más nos atrae. 
     Esto último es lo que a mi me venía pasando con este género que conocí hace años tras la escucha de "estranha forma de vida", con Caetano Veloso versioneando este tema muy conocido en labios de Amália Rodrígues. Y sí, tengo que admitir que el fado puede llegar a ser muy cansino, pero escuchar a Antonio Zambujo es toda una experiencia. Convertido en referencia internacional de la música hecha en Portugal, este artista que ha confesado su gusto por músicos como Joao Gilberto, Chet Baker o Tom Waits (su canción favorita es San Diego Serenade), combina elementos del jazz y la bossanova dándole al fado una consistencia especial que se torna única en su forma de cantar.



      No es fácil describir la hermosura de escuchar a Zambujo, sobre todo la primera vez, toda una sensacion al oído que se ve invadido por una profundidad y un acento pausado portugués  muy seductores. Tras la escucha de ayer, creo que el adjetivo exacto es finura. Ejecución del timbre de voz con exquisita precisión y no por ello técnicamente frío, sino recogiendo toda la calidez emocional que destilan sus letras. Muchos afortunados lo han podido corroborar en directo hace pocos días en Córdoba (Festival de la guitarra), Madrid y Cartagena (festival La Mar de Músicas).

     El álbum en cuestión, además de una producción exquisita, tiene ordenados los temas muy inteligentemente, haciéndonos desfilar por sus quince temas (en principio muchos para un sólo disco) de forma sencilla y disfrutando del contenido.

     Siempre volvemos a nuestras raíces; siempre tendré el rock-pop como base, el funky como subidón, el R&B como disfrute o el bossa nova como deleite, pero escuchar algo diferente, a veces nos viene bien, muy bien. No puedo añadir mucho más, simplemente recomendar este artista y dejaros una dulce muestra (auriculares, por favor...).


jueves, 22 de agosto de 2013

RAÚL GONZÁLEZ: El eterno 7

    



     Con Raúl nunca se sabe... Muchos deportistas destacan por ir superando una tras otra hazañas insuperables en su especialidad, y también Raúl tuvo esos días, y tras su marcha del Real Madrid, consiguió nuevos triunfos en el Shalke 04 o en el actual equipo de Qatar. Sin embargo, volvió a superarse no solamente en su faceta deportiva sino en la que más define su persona: su calidad humana. Arropado por las gradas alemanas, Raúl volvió a demostrar que volvió a ser muy querido allí donde jugó. Tampoco le está yendo mal en su última andadura en el equipo catarí del Al-Sadd Sports Club, aventuras todas ellas que, por muy bien pagadas que estén, también suponen el sacrificio del desplazamiento para un padre de familia que ya cuenta, a sus 36 años, con cinco hijos.

    Ahora su reencuentro con el Real Madrid para disputar en unas horas el trofeo Santiago Bernabeu me sirve de pretexto perfecto para rendirle el homenaje merecido a éste mi futbolista favorito. Y es que, aunque no sea yo un seguidor empedernido del deporte rey, un buen partido siempre gusta verlo, sobre todo en mi caso si juega el Real Madrid. Hoy el resultado es lo de menos; precisamente el homenaje lo hago previo a que Raúl juegue sus 45 minutos, pues ya no pesa tanto si marca gol o no.

     Su palmarés deportivo, que sin duda es envidiable aunque pueda haber quien lo supere, no es lo que me lleva a tenerlo en tanta consideración, sino su comportamiento ejemplar fuera y dentro del campo; aspectos que algunos pasarían por alto, pero que para mí tienen más mérito que muchos logros deportivos sean de quienes sean.
     Esta sociedad en la vivimos, nos despierta todos los lunes y muchos días entre semana con nuevos records deportivos de todo tipo y proezas increíbles de deportistas cargados de mérito, pero....  pocas veces se nos da siquiera una pincelada de lo que puede ser simplemente un buen padre de familia; tampoco se nos escenifica de ninguna manera la importancia de una familia sólida como pieza fundamental para la salud de un pueblo o país, mientras que no paran de acaparar portadas todos los chismes de líos, separaciones o segundas nupcias. Lo que quiero decir es que hoy en día los ídolos deportivos, precisamente por acaparar tanto la atención de jóvenes y mayores, son muchas veces un escaparate en el que todos nos miramos, y si el ejemplo es bueno, la influencia puede ser muy positiva.
     Y EN ESTO RAÚL ES UN CRACK: humilde, bien hablado, poco amigo de broncas, fiestas y excesos, ha sido siempre ejemplo de discreción y vida ordenada, tanto en el ámbito deportivo como en el personal, algo a lo que en el mundo del fútbol estamos poco acostumbrados. Celoso de su vida privada, por testimonios de conocidos, sé que, además, se toma en serio la práctica religiosa como católico que es, algo de lo que parece que muchos nos avergonzamos en estos tiempos.


    Mi número favorito, el 7,  no quedará, como algunos pidieron, permanentemente vinculado a su nombre, pero mientras haya memoria....




AHORA, UN POCO DE HISTORIA...


Gracias a su dilatada y exitosa trayectoria, está considerado como uno de los futbolistas más importantes de la historia del Real Madrid.[12] Sus registros goleadores lo han convertido en una leyenda viva del equipo madridista en particular y del fútbol europeo en general.[13] Además, compañeros, rivales y afición, lo han considerado cómo el mejor jugador español de fútbol de la historia.[14] [15] [16]
Raúl es el máximo goleador en activo de la Primera División Española,[17] y el tercer goleador histórico de la Liga española tras Zarra y Hugo Sánchez.[18] Además, es el jugador español con más goles en la historia de los torneos europeos de Primera División con sus 228 goles en la Liga española y los 28 goles anotados en la Bundesliga, sumando 256 y superando a Telmo Zarra que anotó 252. Es también el máximo goleador de la historia de las competiciones oficiales de clubes de la UEFA con sus 77 goles actuales. Superó al italiano Filippo Inzaghi y al alemán Gerd Müller.[19] [20] [21] Además, con 144 encuentros disputados, es el jugador con más partidos en la historia de la Copa de Europa junto al galés Ryan Giggs y por delante del italiano Paolo Maldini, que disputó 139 encuentros[22] y el máximo goleador de la historia de la Copa de Europa con 71 goles por delante del neerlandés Ruud Van Nistelrooy, ya retirado, que llegó a lograr 56 goles.[23]
Fue nombrado como el Mejor goleador del mundo por la IFFHS en el año 1999[24] . Único futbolista de la historia que obtuvo el galardón de Delantero del Año en Europa por la UEFA en tres ocasiones, durante las temporadas 1999/2000, 2000/2001 y 2001/2002.[25] Fue segundo clasificado en el Balón de Oro 2001[26] y tercer clasificado en el Jugador Mundial de la FIFA 2001. En el año 2004 fue incluido en la lista FIFA 100 de los mejores jugadores del siglo XX[27] y en la lista UEFA de los 50 mejores futbolistas europeos en el periodo 1954-2004.[28] Ha sido también incluido en tres ocasiones en el mejor once mundial ofrecido por la UEFA y en tres ocasiones en el Equipo del Año de la European Sports Magazine.[29] [30]
Posee el récord de más partidos disputados en la historia del Real Madrid con 741, además de ser el máximo goleador histórico desde 1902 hasta la actualidad con 323 goles por delante de Alfredo Di Stéfano, que logró 307.[31] [9] Inició su carrera en las divisiones inferiores del Atlético de Madrid, pero tras la disolución de sus filiales fue contratado por el Real Madrid CF, equipo con el cual debutó en el fútbol profesional en 1994. Con el cuadro blanco ganó seis Campeonatos de Liga, cuatro Supercopas de España, tres Copas de Europa, una Supercopa de Europa y dos Copas Intercontinentales. Estos 16 campeonatos logrados con el Real Madrid le convierten en el 4º jugador más laureado en la historia del club, tras Gento(23), Sanchís(21), Chendo(18) y por delante de Alfredo Di Stéfano(15).[32] Además, ganó la Copa de Alemania en su primer año en el Schalke 04, la Supercopa de Alemania al inicio de su segunda campaña en el club alemán y la Liga de Catar en su primera temporada en el fútbol asiático. Por tanto, hasta la actualidad ha logrado 19 títulos a nivel de club, por lo que es uno de los jugadores más laureados en la historia del fútbol mundial.
Fue nominado al prestigioso Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2011, quedando en segundo lugar entre diecinueve aspirantes. El 18 de noviembre de 2011 el organismo que rige el fútbol europeo, la UEFA, publicó una encuesta a nivel europeo que situaba a Raúl como el quinto mejor jugador de la historia de la Liga de Campeones, junto a Zinedine Zidane, Lionel Messi, Paolo Maldini y Xavi Hernández, de una lista de cincuenta candidatos.[33]
El 19 de febrero de 2012 alcanza la cifra de 400 goles oficiales en el partido de Bundesliga frente al VfL Wolfsburgo, sumando su trayectoria en el Real Madrid (323 goles), Schalke 04 ( hasta dicha fecha 33 goles) y Selección absoluta (44 goles).[34]
En 2012, se encuentra en la séptima posición de los máximos goleadores de Primera División a nivel mundial en activo con 260 goles (228 en en la Primera División de España, 28 en la Bundesliga y 4 en la Liga de Catar), superado actualmente por Sergio Ibarra (261).[35]
El 27 de abril de 2013 alcanzó la cifra de 1.000 partidos como profesional en un partido de semifinales de Copa del Príncipe heredero de Catar entre el Al Sadd (su club por entonces) y el Al-Rayyan.[36]
Con la Selección de fútbol de España participó en tres ediciones de Copa del Mundo y dos Eurocopas. Fue su capitán desde 2002 hasta 2006.



ACTUALIZACIÓN 23-8-13, DESPUÉS DEL PARTIDO

     Como no podía ser de otra forma, Raúl recibió el homenaje merecido y abriendo el marcador con un magnífico gol engrandeció su leyenda...


domingo, 4 de agosto de 2013

2001 en cine de verano

     Como lo prometido es deuda, aquí está la entrada sobre 2001, iniciada ya hace bastantes días en este verano que no me deja tiempo para escribir.

     Y es que esta estación nos proporciona, entre otras cosas, la posibilidad de asistir a los célebres cines de verano, un evento que, en principio, ofrece una oportunidad diferente de ver una película, y que generalmente es una experiencia agradable, aunque esto depende, como en todo, de las condiciones del local, tipo de película o público asistente.    

     Hace unos días, gracias a mi hermanilla chica, Rocío (siempre pendiente de todos), me enteré de que la entidad Caja Granada organizaba un festival de cine fantástico a lo largo del verano, donde está prevista la proyección de varias películas clásicas de ciencia ficción. El aviso me lo dio al saber cuál es mi grado de chifladura por la película "2001 odisea del espacio", uno de los grandes clásicos del genio Kubrick. Se trataba de la segunda proyección del festival, que se estrenó una semana antes con otra película muy del gusto de los amantes de este género: "Blade Runner". El cartel completo es el que sigue:




     Como puede apreciarse, la elección de los filmes no parece haberse basado en un criterio determinado, pues aparecen algunos títulos claramente enmarcables en la "ciencia ficción clásica" ("Alien" o las anteriormente mencionadas), junto a otras con un corte mucho más infantil y con mucho menos peso específico esta categoría ("ET" o "Avatar"). De todos modos, lo realmente interesante es la oportunidad de poder visualizar alguno de estos largometrajes en pantalla grande, algo realmente complicado hoy en día sino fuera por este tipo de eventos.    
     De modo que ahí me encontré con la oportunidad de ver por primera vez una de las obras maestras de Stanley Kubrick a tamaño "cine", pues esta película se estrenó en 1968, antes de haber yo nacido. La expectativa era grande, sobre todo por comprobar la calidad de la imagen y el sonido, pues se ha escrito mucho sobre el alto nivel de las remasterizaciones sobre la película original y ahora era buena ocasión de comprobarlo.

     Los días pasaron rápido y pronto me encontré en la ubicación destinada a la proyección, un espacio abierto rodeado de enormes paredes de hormigón con una correcta ambientación y distribución de sillas que creaban un vanguardista cine de verano. El aforo a medias a pesar de ser entrada gratuita me permitieron escoger una buena ubicación, y en la fase de avituallamiento (bocata de jamón y cerveza en el bareto) me encontré con mi amigo Cristian Gálvez, técnico de imagen y sonido del centro cultural, lo que, además de proporcionarme gran alegría, supuso la conformación de que los medios técnicos y los profesionales ofrecerían un alto grado de calidad, como efectivamente así fue.




     Consumiendo los prolegómenos iniciales dio comienzo la proyección, y pronto sucumbí a la experiencia de simplemente disfrutar de la película. El haber visualizado anteriormente la película y conocer perfectamente el guión me permtió escrutinar la calidad de la imagen, recreándome en la observación de los detalles en la composición, atrezzo, planos de fondo y efectos visuales; imposible descubrir fallos: fotografía extraordinaria, efectos impecables y ambientación a prueba de comparativas de todo tipo, pero vayamos por partes...

      

     Uno de los aspectos más interesantes en la primera parte de la película es la escenificación de un primitivo planeta Tierra donde los homínidos conviven con las demás especies, antes del encuentro con el monolito y la adquisición de inteligencia y consciencia propia. Para ello Kubrick se valió de unas espectaculares fotografías tomadas por un piloto contratado por él que sobrevoló paisajes agrestes con el objeto de trasladarnos la visualización de una especie de sabana africana, zona de presumible origen de la especie humana. Hay que decir que la recreación de los primates, con un sistema de caretas y trajes especiales que utilizaban unos mimos contratados para imitar los movimientos de los monos consiguen un efecto espectacular, con un realismo increíble; también está muy logrado el decorado del poblado-caverna, con unos primeros planos impresionantes.
    El único "pero" lo ponemos en el efecto visual del paisaje de fondo, pues debido a la remasterización del original, se crea un efecto "grano" en las enormes fotografías empleadas para tal fin y montadas detrás del escenario. Hay que tener en cuenta que la obra original fue concebida y rodada en formato panorámico superpanavisión 70, el cual necesitaba una gigantesca pantalla curva para que la reproducción fuese completamente fiel al espíritu de dicha grabaciones, algo para lo que sólo algunas salas estaban preparadas. Por lo tanto, este "grano" que se aprecia en la remasterización, apenas se distingue en una visualización en la que el espectador no sepa de dicho detalle, y es presumible suponer que no se notaba nada en la proyección de la película original.
     Aun así, el resultado es increíble. Nadie puede suponer que los paisajes primitivos están rodados en interiores, algo de lo que Kubrick no quiso prescindir en muchas de sus películas posteriores (por ejemplo, las bellas imágenes nocturnas del New York de "Eyes Wide Shut" también son decorados, y la recreación del Vietnam para "La chaqueta metálica" fue rodada sin salir de Inglaterra).



     Avanzando en la visualización, llegamos a los primeros planos del espacio exterior donde el realismo de las maquetas de los vehículos espaciales es perfecto, siendo especialmente llamativos las escenas en las se observan movimientos de personas dentro de los vehículos e instalaciones. Téngase en cuenta que estamos hablando de un rodaje de final de los años sesenta, donde todo era efectos visuales (no especiales) y donde nadie hasta la fecha había experimentado con técnicas de maquetación, iluminación y montaje tan perfectas para lograr este resultado. Con el tiempo iré explicando en sucesivas entradas el detalle de tan tremendo trabajo.


   

También resulta precisa la recreación musical diseñada por Kubrick, donde todos recordamos el vals del "Danubio Azul" en la escena del encuentro del avión espacial y la estación internacional. 
    Ya en el interior de otra nave encontramos otro primer plano visualmente inverosímil, con la azafata girando en una supuesta ingravidez para entrar en otra planta del vehículo que se encuentra situada al revés, y posteriormente las espectaculares imágenes del paisaje lunar.


















      Llama también la atención lo acertado de los decorados, tanto en las salas de reuniones como en el interior de los vehículos, así como en el diseño del instrumental de navegación de los mismos, donde llama la atención la presencia de pantallas planas en lugar de las curvas de los años sesenta, setenta, ochenta y noventa, teniendo incluso el aspecto de los actuales iPad; de hecho, lo único en lo que encontramos una imagen un tanto retro es en la vestimenta y peinado de algunos personajes, pues ya era mucho pedir a Kubrick que acertase con las modas de treinta años después.






















       En lo que respecta a la propia trama de la película, obvimiamente, los elementos dramáticos ganan peso en una visualización tipo cine, aunque realmente pienso que es en una sala cerrada y oscura donde el espectador participa y disfruta al cien por cien, pues el ambiente es más apropiado que en un cine de verano. No obstante, resultó igualmente emocionante el aspecto más directo del guión con el trágico desenlace de los acontecimientos: el asesinato de Frank Poole y la tripulación en hibernación,  la pericia de David para abordar la nave en manos de Hall 9000 o la desconexión de los sistemas lógicos del computador asesino. Vamos, que disfruté de nuevo del guión.





 
     También tenía especial interés en la parte final de la película, con el famoso viaje interestelar del astronauta David Bowman, y donde con unas técnicas muy complejas logra Kubrick un realismo que apenas sin esfuerzo realizan hoy las tecnologías digitales. Con la visualización en gran pantalla se puede entender perfectamente que estos minutos creasen la atmósfera apropiada para el consumo de diversas sustancias entre algunos espectadores (lsd y cannabis fundamentalmente), algo que puedo corroborar que se repitió en esta ocasión, pues de la parte posterior del cine de verano llegaba un tufillo a porro inconfundible, jeje....








     Por último, las escenas más desconcertantes en la habitación donde tiene lugar la trasnsformación de Bowman y su encuetro definitivo con el monolito, donde se perciben determinados detalles que no es fácil ver en una visualización en pequeña pantalla, como por ejemplo el movimiento de los ojos del "niño interestelar", una escena que fue muy difícil de rodar por la ambientación lumínica requerida al partir de una figura tallada y a la que se quería dotar de una especie de luz interior. Como dije al principio, iré dedicando sucesivas entradas pormenorizando los complejos e ingeniosos aspectos técnicos de los efectos visuales de esta película.

    






     La conclusión sigue siendo la misma que dejé en la entrada anterior: estamos ante una obra colosal que genera opiniones diversas pero ante la que nadie puede negar su importancia y transcendencia como película y como evento cultural que dejó rastros muy visibles en el mundo del cine, de la música y del arte contemporáneo. Esto no quita, obviamente, que la temática de la cienciaficción, además de ser una categoría donde también caben innumerables bodrios y pestiños, siempre será un género que se perciba con cierta distancia y frialdad por su propia naturaleza, y que sólo en unas pocas ocasiones deja satisfecha nuestra curiosidad interior por el más allá y los grandes interrogantes existenciales.

      Salud y a disfrutar de la experiencia, al menos, del trailer de la película:





>