lunes, 7 de agosto de 2017

Ángel Nieto

     Casi siempre sucede que,  los que fueron héroes deportivos para mi padre, acaban siendo admirados por mí. No tanto en el sentido de reverenciarlos como tales héroes, pues sus gestas deportivas fueron anteriores a mí, pero sí reconociendo su méritos y logros como pioneros de una época.



     Ángel Nieto fue efectivamente uno de los más grandes motoristas de la historia, con un palmarés de 13 títulos mundiales (él hizo famoso lo de "12+1"), récord tan sólo superado por Giacomo Agostini. Mi generación convivió con sus grandes hazañas, si bien éramos aún muy pequeños y fueron nuestros padres los que realmente disfrutaron sus triunfos, al igual que pasó con otros grandes deportistas de aquellos años 60 y 70. Ángel quedó en lo más alto junto con otros nombres que irrumpieron con fuerza en el panorama internacional en otras disciplinas (Manolo Santana, Seve Ballesteros, Francisco Fernández-Ochoa...), y fueron ellos los que prepararon el futuro para la eclosión de éxitos deportivos que vivió España a partir de los años 80 (especialmente con la llegada de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992).

     Se ha ido uno de los más grandes, y como ocurre a veces, con una muerte paradójica, al ser arrollado por un vehículo en una carretera convencional cuando montaba un quad. Disfrutaba de salud y hacía lo que le gustaba, saboreando sus 70 años con la alegría legítima de quien quiere disfrutar de algo y aprovechar sus días de madurez. Lástima tener que escuchar noticias así, pero al final el riesgo sorprende donde menos se lo espera uno...

    Descanse en paz...