Etiquetas

2001: una odisea del espacio (3) 3erdeyegirl (1) adolfo suárez (1) adrián martín (1) adriana calcanhotto (1) alex north (1) allen ginsberg (1) amigos (1) amy winehouse (1) andrés calamaro (1) anécdotas (6) aniversario (6) antónio zambujo (2) ariadna grande (1) arte (10) baloncesto (1) battiato (5) beck (1) benjamin biolay (1) beny moré (1) berlanga (1) beyoncé (3) black joe lewis (1) bola de nieve (1) breaking bad (1) bruno mars (1) caetano veloso (3) canciones divertidas (5) canciones favoritas (7) carlos hódar (4) carrie fisher (1) celebraciones (4) charlotte kitley (1) chuck norris (1) cidadao instigado (1) cine (19) coches (2) conciertos (8) conexión de genios (10) conocí en persona a... (1) críticas (16) curiosidades (9) david bowie (17) demis rousos (1) deportes (6) dibujos animados (2) discos imprescindibles (4) discos muy recomendables (7) disney-pixar (2) divas (2) documental (5) dominique a (6) en el cielo... (23) encuentros inesperados (1) enrique sierra (1) entrevista (2) familia (6) famosos (1) fito paez (2) fito páez (1) ford mustang (1) ford probe (1) fórmula 1 (1) fotografía (11) fútbol (2) george michael (1) gidon kremer (1) graffiti (1) guns'n roses (1) h r giger (1) historias (5) homenajes (26) humor (7) iggy pop (1) Illya Kuryaki and the Valderramas (1) imagine dragons (1) invierno (1) jamoroquai (1) jardín (1) jean-louis murat (1) jessie j (1) joão gilberto (1) joe cocker (1) joe strummer (1) jorge ben (1) jorge drexler (2) josé satarornil "saza" (1) jovanotti (3) kim stanley robinson (1) léo ferré (1) leonard cohen (1) libros (6) listas (2) londres (1) los hermanos (1) lou reed (1) lucha (1) lucio battisti (3) lugares (1) madonna (1) malik bendjelloul (1) manolo d.j. (2) marc parrot (1) maría de villota (1) marisa monte (1) Mark Gasol (1) maroon 5 (1) marte (1) marte rojo (1) michael jackson (1) mick ronson (1) miguel de la quadra salcedo (1) miley cirus (1) milton nascimento (1) mis autógrafos (3) mis conciertos (3) mis fotos (4) mis viajes (1) moacir santos (1) mogol (2) música (72) naná vasconcellos (1) nicki minaj (1) paco de lucía (1) padre Damián (1) paolo conte (1) pasquale panella (1) Pau Gasol (1) pedro reyes (1) películas que hay que ver (1) periodismo (1) pharrel williams (1) piazzola (1) pintura (2) primavera (1) prince (28) radio futura (2) rafa nadal (1) raphael (1) raúl gonzález (1) raul seixas (1) real madrid (2) recopilatorios (2) ridley scott (1) risto mejide (1) rod stewart (1) rodríguez (2) salvador dalí (1) sara montiel (1) sergé gainsbourg (1) series (1) sociedad (9) solidaridad (1) spinetta (8) stanley kubrick (5) stevie wonder (1) taschen (1) taylor swift (2) the bangles (1) the clash (1) the family (1) tom waits (3) tv on the radio (1) versiones (3) vida (14)

martes, 28 de julio de 2015

NUDE TOUR 1990: primera gira de Prince en España y mi primer concierto.


   Foto tomada de soniceeditions.com


         En 1990, tras la larga espera, llegó la lluvia púrpura. Años de sequía musical hacían desesperar a los fans de Prince en nuestro país, especialmente después del intento fallido en la gira de Lovesexy (ver aquí), lo que acentuaba aún más la sed de Prince en España.
      Hubo que esperar pues al Nude Tour. Para entonces, la maquinaria promocional esperaba un lleno absoluto en su primera gira española (que luego no fue tal), tras el auge de popularidad en Europa de mano del Lovesexy tour. La banda sonora de Batman se había desenvuelto muy bien en ventas, y la batmanía iba de la mano de una princemanía que había sonado fuerte en emisoras, pubs y discotecas de todo el país, especialmente en el verano del 89.


     Entre todos estos pricemaníacos estábamos mi amigo Ramón y yo. Recién llegados a este universo sonoro con la edición de Lovesexy, aún nos encontrábamos descubriendo y saboreando sus discos anteriores, esos discos que hoy son viejas glorias y que entonces sonaban aún cercanos. Además, antes las cosas eran muy diferentes: no había internet ni piratería digital, y la única forma de escuchar otros discos era comprándolos (o grabando a cassette si alguien te lo prestaba), por lo que el proceso de adquisición y escucha de los discos que nos faltaban (todos), era muy lento.
     
     Las percepciones de la música de Prince tras el cénit que supuso Lovesexy eran algo contradictorias. Por ejemplo, llegada aquella primavera del 89, teníamos muy machacado el disco de la banda sonora de Batman, el cual, pese a tener buenos temas y haberlo hecho muy popular, nos dejó un tanto descolocados, pues de alguna forma parecía romper con los discos anteriores; era un disco menos compacto y parecía un producto muy dirigido a satisfacer un determinado objetivo, más que una obra de inspiración pura y fluída.
     Por otro lado, ya se escuchaba como adelanto del nuevo lp, el single "Thieves in the temple" y "Question of U", extractos de otra banda sonora que se anunciaba para el mes de agosto, esta vez de una película propia: el finalmente fiasco "Graffitti Bridge".


LA GIRA

     Todo esto alimentaba la percepción de actualidad de este artista que estaba en la cresta de la ola, y los medios de comunicación se hacían eco de las primeras imágenes del nuevo show apenas comenzó la gira, el 1 de junio del 90.



     Para este espectáculo Prince prescindió de la brutal estructura de medios y personal que supuso la gira de Lovesexy, por los costes elevados y la dificultad de encontrar promotores dispuestos a jugársela (no olvidemos que Lovesexy apenas cubrió costes en Europa y Japón y fue un desastre económico en Estados Unidos).

     La banda también cambió considerablemente, prescindiendo de la sección de metales (Eric Leeds y Atlanta Bliss) y con algunas sustituciones importantes: por ejemplo, Sheila E fue reemplazada por Michael Blind (una lástima), y Boni Boyer lo fue por Rosie Gaines.
     Como remanentes de la gira anterior permanecían Miko Weaver (guitarra), Levy S. Jr. (bajo), y el genial Doctor Fink (teclados).

      El concepto también era diferente, concentrando el contenido en los hit más populares y restringiendo los nuevos temas a 3 ó 4 por concierto. Además, se dirigió más bien a los nuevos mercados (Europa y Japón), dejando marginados a Estados Unidos y Gran Bretaña. Con todo, la gira fue más rentable en todos los sentidos que la de Lovesexy.


EL AMBIENTE EN ESPAÑA

     Por todo lo comentado, la expectación era máxima, pero este año fue especialmente reñido por la presencia de grandes artistas que pasaron de gira por aquí, generando una rivalidad que acaparaba los medios de comunicación. 
     Así, se dieron cita grandes como David Bowie, Madonna, o la mismísima Tina Turner. 





     Pero volviendo a lo nuestro, en España los promotores rápidamente confirmaron la presencia de Prince en Madrid, Barcelona y Valencia, y a finales de mes ampliaron con las localidades de La Coruña y Marbella.

    Este último dio pie a que la televisión regional (Canal Sur), se erigiera en abanderada de la causa, bombardeando continuamente en radio y tv con el evento.


     En mi ciudad, Granada, no tardaron en llegar los vistosos carteles publicitarios a las calles, con una muy buena foto extraída del clip de Scandalous. Lástima no tener cámara en aquella época (ni móviles) para poder plasmar lo que significó ver la calle Gran Vía con cientos de carteles negros y rojos indicando el evento (llegué a arrancar uno, que quedó muy deteriorado, y aún lo conservo...)




     De modo que ahí tenemos a dos tipos, Manolo y Ramón, con 25 años menos que hoy, eufóricos por ver logrado un sueño: ver a Prince en directo.



     EL CONCIERTO



     Llegado el día, todo es emocionante desde primera hora. Salimos en autocar desde Granada y al llegar a Marbella el ambiente ya prometía: el clima, la luz, la ciudad en ebullición plena veraniega, y esos puestecillos que engatusan a los fans con su merchandising (camisetas, postales, posters, y con suerte, los codiciados libros de fotos de la gira). Más y más alimento para acrecentar los nervios hasta que, llegado el momento, pudimos entrar al estadio municipal.



     El sitio que pillamos fue bueno, entre las primeras filas y centrados. Buen ambiente, muchas ganas, y... más retraso de la cuenta. Finalmente, trás casi una hora, el espectáculo comenzó.

        El sonido se inició con una mezcla grabada a modo de remix de distintos temas, empezando por "4U" (todo un mensaje para sus fans). Luego, en medio de una densa niebla, a ritmo de un trepidante "The Future", apareció Prince para invitarnos al frenesí: había llegado el momento.
     El look de barba recortada y larga melena alisada le daba un aspecto señorial, a la vez elegante y rockero, y el vestuario era muy colorido, no el que ya conocíamos por fotos de la gira (el mono blanco y negro), aunque serían varias las veces que cambiaría de atuendo.


foto tomada del diario Ideal

     A partir de ahí, todo fue disfrutar sin descanso: espectaculares coreografías, muy buena iluminación, y un Prince derrochando energía por los cuatro costados. Un setlist de lujo para una noche única:





     Como momento especial, recuerdo la fuerza de "Kiss", las ganas de broma de Prince con "1999" (complicidad incluída con los que estábamos cerca), y el intenso solo de guitarra bellamente iluminado con "The Question of U". Casi dos horas de concierto con distintos ritmos, pero con una carga muy funky, especialmente en un espectacular bis donde alargó, con ritmos y bailes a lo James Brown, una tremenda puesta en escena de "Baby I´m a star".



              Foto: diario sur




     Algo más de dos horas de auténtico lujo que supieron a poco, pero que de alguna manera saciaron la necesidad de este encuentro musical. Por cierto, entre los espectadores, el bailaor Joaquín Cortes,  muy fan de Prince (y por lo visto, luego muy fan y amigo intimísimo de Mayte García, jeje...)

     Y para que no perdáis detalle, un concierto calcadito, el de La Coruña, en este enlace.

      Y aquí uno de la gira en Japón.

 Mucho para recordar, y alguna comprita al salir del concierto (alguna postal y la camiseta de la gira)... y de vuelta a casa. 
      




AL DÍA SIGUIENTE...

     Por todos sitios se habló del éxito del concierto, no tanto por la asistencia (que no fue la esperada), como por la calidad del espectáculo, 
     Aunque la prensa escrita fue menos generosa. El periódico local de Granada, por ejemplo se entretuvo más en una mísera crítica sobre los caprichos de Prince en el hotel (algo a lo que casi todos los artistas nos tienen acostumbrados). y apenas refirió algo interesante sobre el concierto...


     Con el diario sur de Málaga las sensaciones fueron mejores. Os dejo aquí el enlace.


     Y así, conforme pasaban los días y continuaba la gira por el país, se sucedían las portadas con Prince como protagonista,

    En fin, una época para añorar con un Prince en estado de gracia y en altísimas cotas de popularidad. ¡Qué tiempos!...
    Al menos me queda la camiseta...


viernes, 24 de julio de 2015

José Sazatornil, "Saza"

 

   No deja de ser curioso que de vez en cuando haga un homenaje a algún actor o actriz, y eso que nunca he ocultado mis escasos conocimientos en materia de cine. Y para ello tengo dos explicaciones:

     La primera es que mi homenaje es hacia la persona, que siempre es mucho más que su obra. La segunda reside en mi determinación de ir poco a poco explorando este apasionado mundo del cine, e intuyo que el cine español será un gran protagonista.

      En este caso, José Sazatornil siempre fue un actor que me cayó bien, con un físico muy característico que le influyó para ir siendo encasillado en personajes cómicos, y con un encanto especial en sus interpretaciones. 

     Tras un tiempo sin saber mucho de él, hace poco encontré esta revista en la consulta del dentista, y disfruté mucho con su contenido:


     En el semanario me encontré con un Saza ya muy afectado por el Alzheimer, pero que conservaba un porte distinguido y una extraordinaria sonrisa. Vestido muy elegante, apenas podía más que saludar, siendo paciente testigo de la conversación que sus familiares mantenían en su lugar con la periodista que hizo el reportaje.
    Recuerdo los datos esenciales de su biografía; un barcelonés de familia de clase media nacido en 1925, aficionado al teatro desde muy joven (representó una obra cada semana durante siete años), lo que le dio un bagaje muy amplio, centrado casi siempre en papeles cómicos. En lo personal, discreto y alejado de bullicios y folclore mediático, conservando un halo de cercanía humana y cierto misterio incluso entre los que lo conocían bien...
     Afortunadamente, he podido encontrar el la web el contenido de dicha publicación (ver aquí).


     Una vez que llegó al cine, estuvo siempre bajo la tutela de los mejores directores del país, y gozaba de un tremendo reconocimiento por parte de crítica y público. 
     Su omnipresente desempeño de papeles secundarios no le impidió tomar el papel protagonista en muchas obras teatrales al final de su carrera (que se prolongó hasta 2006), así como otros registros escénicos, e incluso creó su propia compañía. 
     Recibió numerosos premios por su excelente trabajo, siendo el más sonado el Goya recibido en 1989 por su papel en "Espérame en el cielo", a las órdenes de Antonio Mercero.


     Películas como "La escopeta nacional" o "Amanece que no es poco", permanecerán como testimonio de su dilatada trayectoria como actor. Así lo comentaba un emocionado José Luis Cuerda esta mañana en una entrevista radiofónica con motivo de su fallecimiento esta madrugada.

     Descanse en paz.