miércoles, 25 de marzo de 2015

Pedro Reyes: el rey del humor absurdo


     Casualmente, no hace mucho encontré mi autógrafo de Pedro Reyes. Era (y es) mi humorista favorito. Tuve el placer de asistir a uno de sus monólogos en la localidad de Salobreña, donde habitualmente paso los días de verano con la familia; allí, el pub Sunem suele realizar periódicamente una ronda de monólogos coincidiendo con la época estival.

 En aquella ocasión, creo que fue 2007, puede disfrutar de muchas de sus historias absurdas cargadas de humor inteligente y mucha humanidad. Luego, tras el show, se quedó un buen rato tomando algo con los que habíamos asistido, y conversar con él de forma relajada supuso un plus añadido a una velada casi perfecta (faltaba mi mujer que no pudo acompañarme).

     Pedro Reyes ha marcado una forma de hacer humor. Ahora que los monólogos llevan unos años de moda en este país, con figuras destacadas a las que no hay que quitar mérito, podemos decir que algo han copiado muchos de ellos, si bien es cierto que en un porcentaje bajito, pues el suyo era un humor muy personal. Historias rocambolescas, personajes muy originales y logrados (qué bueno Manolo Pieza), y el absurdo como "leivmotiv" indiscutible, conferían a Pedro Reyes un brillo singular del que se hicieron eco muchos programas de televisión a lo largo de los años. Desde su lanzamiento más popular con "no te rías que es peor" (allá por los años 90), hasta su reciente trabajo televisivo para canal sur con "tiene gracia", Pedro también tocó el mundo del cine en algún papel que otro, y estaba actualmente representando la obra de teatro "Taxi" en Málaga, junto al pesado de Josema Yuste.

     Maestro pues de un estilo muy peculiar en el que se necesita una dosis muy alta de inteligencia para lograr la sonrisa sin caer en chiste fácil, Pedro gozaba de una categoría humorística que siempre lograba buenos resultados y muy pocas veces resultaba hiriente (y si alguna vez lo era, no se apreciaba mala intención).
     Compañeros de fatigas como Pablo Carbonell (con el que inició sus andaduras en plena juventud) o el mismísimo Santiago Segura, han lamentado esta terrible pérdida que nadie esperaba. Pero así es el corazón; no siempre avisa y cuando lo hace, siempre es grave. Descanse en paz.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!