viernes, 23 de octubre de 2015

Conexión de genios: Stanley Kubrick y Alex North


Resultado de imagen de alex north stanley kubrick    Resultado de imagen de alex north stanley kubrick


     Bueno, tal vez en esta ocasión el término "conexión" no es el más adecuado. Ésta es, más bien, la historia de una jugarreta profesional bien gorda, lo que en castellano castizo llamamos... una putada... Y paso a explicarme porque sé que el término suena un poco fuerte.

    El caso es que el bueno de Kubrick se encontraba trabajando en el montaje de su nueva película 2001 Odisea en el espacio, encargando la banda sonora al compositor Alex North con quién ya había trabajado en Espartaco. Tal vez por ello el señor North estaría ya acostumbrado a las exigencias y rigideces del director, pero poco imaginaba lo que se le venía encima.
    Semanas de presión con el encargo le llevaron incluso a la hospitalización un par de días, pero finalmente fue capaz de entregar su trabajo a tiempo para luego comprobar que las prisas fueron en balde, pues problemas de montaje retrasaron el estreno. Bueno, no sería la primera vez que pasaba algo parecido en un rodaje de Kubrick.

Resultado de imagen de preestreno 2001 odisea del espacio

     Por fin llegó el día del ansiado estreno y Alex se dispuso a ver el film para el que había trabajado con tanto ahínco. Nueva York estaba repleto de gente del mundo del cine, y la expectación era máxima en la sala atiborrada de prensa, productores, actores y demás.
     Las luces se apagaron y comenzó la proyección... y el mayor disgusto profesional de North, pues Kubrick no había utilizado ni una sola de sus composiciones.

    La conversación mantenida entre Stanley y Alex, así como la comparativa entre las obras propuestas para la película y las realmente utilizadas, centran la mayor parte de un programa de radio emitido ayer en rne clásica (del que me ha informado mi hermana Rocío, buena colaboradora de este blog).
    Os podría relatar más detalles, pero os pido que pinchéis el reproductor adjunto con el podcast del programa: la "historia" está excelentemente relatada, y las composiciones musicales son dignas de ser escuchadas y disfrutadas, con muchas curiosidades realmente interesantes. Delicioso programa donde se degustan piezas exquisitas; sí, siempre dejo la música clásica para "más adelante", pero tengo que admitir que muchas de estas composiciones... realmente enamoran.



    No son formas Stanley. Artísticamente es cierto que la película quedó mucho mejor así que con el trabajo de Alex North, pero al menos, tendrás que habérselo hecho saber... Y ese comentario final... Para colmo de males, el material grabado por Alex fue destruído en un incendio, aunque afortunadamente se conservaban las partituras, y finalmente fue grabado en dos ocasiones. Esto ha permitido conocer esta interesante "alternativa musical" que, todo sea dicho, cuesta mucho trabajo "encajar" en la película una vez conocida la banda sonora escogida por Kubrick y que se asocia inevitablemente a tan tremendas imágenes. En fin, animaos a pinchar el enlace.


Resultado de imagen de 2001 bsoResultado de imagen de 2001 bso
  


     Por cierto. Alex North, lógicamente no es apenas conocido para el público general, aunque sí lo sea para algunos cinéfilos y amantes de las bandas sonoras, no ocurre así con Kubrick. Sin embargo, compuso en una ocasión una canción que le proporcionó grandes beneficios y que todos, absolutamente todos, conocemos. Os la dejo a continuación en una versión absolutamente insuperable. ¿Os suena?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!