sábado, 15 de julio de 2017

Me encontré con... Franco Battiato.



     Fué en Málaga, el pasado jueves 13. Íbamos a verlo en concierto esa misma noche en la plaza de toros de La Malagueta; un par de horas antes, al cambiar de rumbo providencialmente por una de las calles adyacentes, mi mujer me advirtió de que, a unos metros, estaba Franco Battiato hablando con unos viandantes.
      Me pasó algo parecido unos años antes, en Lorca, en el hall del hotel donde íbamos a alojarnos; como en aquella ocasión, también íbamos a verlo en concierto, pero no contábamos con un encuentro tan cercano con él. 

Ahora, como entonces, mantuvimos una corta charla, pues no me gusta agobiar a nadie y entiendo que es algo tedioso eso de atender a los fans. Pero ahora, a diferencia del encuentro en Lorca, caí en la cuenta de pedirle un autógrafo, consciente además de la oportunidad única.


    El amigo Franco respondió solícito y amable, y después de atendernos con mucho cariño siguó complaciendo a algunas personas más que se le acercaron. 
     Lo encontré ciertamente muy mayor, bastante más avejentado que la vez anterior, donde un señor maduro pero muy enérgico se disponía a salir de paseo unas horas antes del concierto. Ahora su serenidad y movimientos revelan el inevitable paso del tiempo y el peso acentuado de los años.

     Por supuesto que haré una crónica detallada del maravilloso concierto que vivimos, pero ahora me quería centrar, no tanto en el artista, sino en la persona. Desde hace algún tiempo, tal vez porque en pocos años he perdido a tres muy queridos artistas (Spinetta, Bowie y Prince), considero algo muy especial el poder asistir a un recital de cualquiera de mis queridas celebridades; es algo así como quedar con un amigo, compartir las pocas cosas de verdad importantes y pasar un buen rato con él.
     El tiempo marca su ritmo, ajeno a nuestros caprichos y deseos, y no son tantas las oportunidades de compartir; de modo que valoro como oro en paño cualquier encuentro cercano que la Providencia me quiera regalar, como este de ahora, como tantos otros anteriores (muchos, ciertamente...).
    Gocé como nadie de esos minutos, de su plácida mirada y complaciente sonrisa, y como siempre, feliz de tener a mi lado a mi fiel compañera de viaje. 



     La obras de nuestros artistas, que tanto nos hacen enloquecer, no son más que un reflejo de el inmenso tesoro que es la persona en sí. Aprovechémonos de su presencia mientras nos quede un solo amanecer en el que despertarnos con alguna de sus canciones... y seamos agradecidos.

     

6 comentarios:

  1. No conozco al artista ésta vez pero me gustó lo que escribiste sobre el hecho de disfrutar el momento y el homenaje no a él sino a tu esposa, esa persona que siempre está con vos, incondicionalmente 👍

    Saludos máster y por más recitales y tiempo juntos 🙋!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu comentario JLO, pues me he dado cuenta de que esta entrada es un homenaje indirecto a mi mujer. Como en toda relación, no todos los días son dulces, pero procuramos coincidir en lo esencial, ya sabes, por encima de coincidencias y atracción, también es necesario poner un poquito de voluntad. Gracias por tu comentario!!! Abrazo!!!

      Eliminar
  2. Gran encuentro! Desconozco casi completamente su obra, salvo pequeñas excepciones.
    Voy a saldar un poco esa deuda.
    Abrazo Manolo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran idea!! Prepararé más adelante una buena recopilación de temas de Battiato y lo publicaré aquí!!! Gracias por comentar Frodo!!Abrazo!!!

      Eliminar
  3. Hola Manolo, es la primera vez que entro en tu blog, en tu página, y lo he hecho de rebote, ya que me había interesado en la historia y música del cantante italiano Lucio Battisti, y de repente me encontré aquí con el escrito dedicado a él, y ya de paso he leido y visto tu magnifico cd elaborado para el estreno de tu maravilloso Mustang, y también tu encuentro con Franco Battiato. He de decirte que me encanta como escribes y como relata y cuentas las cosas y sobre todo las curiosidades y anécdotas que tanto nos gustan, sobre todo a los que amamos la música, y en concreto a estos dos artistas mencionados, que son de mis artistas Italianos favoritos, junto a Gianni Bella, maravilloso el disco de "Io canto e tu".
    Yo me llamo Paco Flores y soy de Sevilla, te doy la enhorabuena por tu dedicación a escribir y contarnos tus conocimientos musicales, hablándonos de tantos artistas.
    A partir de hoy estaré pendiente de tus publicaciones, ha sido un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Paco, dos cosas:
      1. MIL DISCULPAS por lo tarde en que publicado tu comentario. Algo estaba mal configurado en Blogger y no me llegó la alerta de comentario pendiente. Me ha pasado con otros lectores, ya lo ha solucionado para que no vuelva a ocurrir, te pido perdón de nuevo.
      2. Me encanta que gente como tú pase por aquí y, además, nos aporte cosas, como ese disco del que me hablas y no conozco (lo voy a buscar ya, claro!!). Serás siempre bienvenido a mis blogs, y será un placer volver a saber de ti. Voy a buscarte en la red!!! Gracias de nuevo!!!!!!!!

      Eliminar

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!