viernes, 20 de octubre de 2017

Las cosas tienen movimiento: Fito, Spinetta y... Joaquín Nieto.

      Me quejo mucho de la falta de tiempo para escribir en blogger, especialmente en este ajetreado 2017. De tener más tiempo, habría más entradas (es larga la lista de asuntos que quiero publicar), y sobre todo, abundarían más los homenajes a la gente querida. Pero bueno, de vez en cuando, llego a tiempo para poder homenajear a los amigos, y en esta ocasión vuelvo a la carga para el cumple de Joaquín Nieto.



     Tuve la ocasión de presentároslo en otro de sus cumples (ver aquí), donde lamentaba el largo tiempo en el que tuvimos poco contacto. Últimamente procuramos coincidir con más frecuencia, y esta sensación de cercanía ha servido para avivar recuerdos de otros tiempos y disfrutar de lo que ahora nos une. No hay nada más importante que procurar buscar el encuentro con la gente cercana, es lo más elevado que hay sobre esta vida difícil, lo más noble y lo que da sentido a todo lo realmente importante... Y en el caso concreto de Joaquín, este paso del tiempo ha servido para poder valorar aún más todas sus grandes cualidades.

     Quien conoce a Joaquín sabe que tiene a su lado a alguien generoso, al que no le falta nunca la sonrisa ni el buen humor, que siempre se ofrece para cubrir cualquier necesidad; alguien que tiene una palabra de ánimo y un buen abrazo siempre disponible. Pero por encima de esto hay una cualidad, un valor, más bien una virtud que, como toda virtud, se demuestra en el largo plazo, cuando las circunstancias cambian y es la voluntad firme la que toma el mando de nuestro comportamiento. Y esa palabra es LEALTAD.

     Estamos en tiempos difíciles, sobre todo, por la arbitrariedad en establecer los principios morales, aquellos que antiguamente no se ponían en duda. Ahora todo es relativo, todo se moldea conforme a los intereses personales o el capricho, y palabras como ésta se están perdiendo. Y es que LEALTAD significa "sentimiento de respeto y fidelidad a los propios principios morales, a los compromisos establecidos o hacia alguien." ¿Acaso no suena esto hoy en día un poco raro?, o, por el contrario, ¿no es precisamente encontrar a alguien leal lo que nos puede devolver el optimismo y la confianza en estos tiempo de traición?
     Lealtad a los propios principios, lealtad a aquello en lo que creo, lealtad al cónyuge, a una comunidad, a un país... lealtad a un amigo, pase lo que pase...
     La lealtad exige valentía, poner voluntad cuando las cosas se tuercen, sacrificar el propio ego cuando se trata de mantenerse firme, fiel, aunque las circunstancias cambien... y cuando esto se demuestra un día tras otro, y se sostiene durante años, se convierte en algo heroico.

     Y ¿quién es el beneficiado? Diríase, obviamente, que aquel que recibe esa lealtad, pero creo que, por encima de todo, el primer beneficiado es aquel que ha sabido mantenerse fiel, quien ha sido leal, pues lleva en sí la semilla de la paciencia, la constancia, el abandono en favor de alguien... y así es como se construye la verdadera felicidad interior.
     Por eso, Joaquín no es alguien que habitualmente está contento, sino que, por encima de los días y circunstancias, Joaquín ES feliz. Porque esa felicidad no se "crea", sino que se "conquista", a base de esfuerzo y exigencia, superando dolor y vacío en momentos en los que no se entiende nada. No es algo que se planifica, sino que se alcanza poniendo voluntad y corazón, aferrándose a aquellos instintos que surgen nuestra parte más noble.

    Y por eso, en estos tiempos de crisis de lealtad, he querido poner de manifiesto el ejemplo de Joaquín; y para cerrar el homenaje en este día de su cumpleaños, he buscado un tema que es toda una joya y un canto profundo a la amistad. Se trata de la canción LAS COSAS TIENEN MOVIMIENTO, interpretado por Luis Alberto Spinetta y Fito Páez.


LAS COSAS TIENEN MOVIMIENTO

     Hablamos ahora de una canción sobre amistad, de hecho me sirven para tener presente a todos los amigos. Este tema fue compuesto por Fito Paez  para un amigo que padecía un grave cáncer en el año 1985. El tema no fue incluido en ningún disco oficial de Fito pero lo cedió a Juan Carlos Bagglieto quien lo grabó en su lp Modelo para armar (1985). Mucho después, en 2004, apareció en un recopilatorio de Fito Paez llamado Mi vida con ellas, donde el autor sí grabó este tema que ya era bastante conocido. 

     La letra sirve de guía como búsqueda de lo que ha unido a esos amigos, estableciendo la importancia de la libertad en seguir sus propios caminos pero también como forma de poder demostrar su lealtad en medio de esa misma libertad. Y supone también un empujón moral animando al amigo enfermo a que pelee su batalla: manteniéndose a su lado, pero instándole a que sea él quien saque fuerzas (le dice "yo no te enseñaré a vivir"), aferrándose la constancia por no bajar la guardia. Por cierto, finalmente, el amigo enfermo de cáncer logró superar la enfermedad.

   En mi caso, escuché por primera vez este tema en un directo de Spinetta en su primer concierto en Madrid, en 2003, donde tuve el placer de conocerlo personalmente (ver aquí).  Éste lo incluía en su repertorio con una mención en el set list que decía "Tema de Fito". Se conoce que Spinetta amaba este tema, y dada su profunda amistad con Fito Páez, era muy habitual que lo interpretase en directo en sus últimas giras.
      En el video que acompaño en esta entrada, estos grandes amigos se encuentran en el escenario y lo interpretan conjuntamente, a finales de 2009; al parecer fue la última vez que actuaron juntos, pues a los varios meses Spinetta enfermó y, como sabemos, finalmente no pudo superar la larga enfermedad que acabó con su vida (de nuevo el cáncer).

     Y ahora, por favor, atentos a la letra y al video. Felicidades Joaquín.



Muchas veces me pregunto
qué estamos haciendo acá,
dejo de pensar 
y veo que al final
siempre estarás,
siempre estarás en mí.

He llegado a no escucharte tocar fondo
tanta inmensidad, perdidos de verdad, aquí,
y es que siempre estarás,
siempre estarás en mi.

Una voz, como un sentimiento
o una canción,
algo más
que me ayude a despertar.
A seguir, a no bajar la guardia
siempre a seguir,
no esperés, yo no te enseñaré a vivir.

Movimiento, las cosas tienen movimiento,
la oportunidad de estar en libertad
es que siempre estarás
siempre estarás en mi.

Como un soplo, como una lluvia
como un rayo, una luna,
oxigenarás, mi vida hasta estallar,
es que siempre estarás
siempre estarás
en mi.

Una voz, como un sentimiento

o una canción,
algo más
que me ayude a despertar.
A seguir, a no bajar la guardia
siempre a seguir,
no esperés, yo no te enseñaré a vivir.

Y es que siempre estarás, siempre estarás...

en mi.


3 comentarios:

  1. Gran canción para dedicar... Desconocía la historia de base, pero si hay varios videos de ellos dos cantándola juntos...

    Me encanta tu admiración por Spinetta siendo de tan lejos... Abrazo grande a los dos 🙋...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con JLO, buena canción para dedicar. Recuerdo esa presentacion del Flaco para con Fito. Recuerdo ese "Rosario nos llenó de perlas".
      Así que el tema lo conozco, aunque nunca le presté tanta atención como hoy.
      Muy bueno!
      Abrazo a todos!!

      Eliminar
    2. Qué bueno teneros a ambos en un comentario. Gracias a los dos. De mi admiración por Spinetta... bueno, va aún más allá. Mi trío vital-musical son Prince, Bowie y Spinetta, ¿qué más decir? y me pareció que este tema era toda una bandera a lo que significa la amistad. Fuerte abrazo!!!

      Eliminar

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!