lunes, 1 de enero de 2018

Chiquito de la Calzada... siempre.



     Pues sí, arrancando este 2018, esta broma de arriba tiene su sentido, pues de alguna manera Chiquito supuso un apartado muy singular en el mundo del humor en España. Debí haber escrito este post a su fallecimiento, el 11 de noviembre pasado, pero coincidieron días muy difíciles y se quedó en borrador hasta hoy. Claro que, siempre es tiempo de hacer un buen homenaje a un grande...

     Lo más triste de haber perdido a Chiquito, en mi caso, es no haber podido conocerlo en persona, sabiendo además que residía apenas a 100 km de mi localidad. Al menos, asistir a alguno de sus actuaciones cómicas, pues aunque no aportase nada nuevo (ya lo veíamos todo en TV), hubiera sido una forma de acercarse a su persona, lo único que de verdad importa.

     De Chiquito se ha dicho mucho: que si inventó un lenguaje nuevo, que si sus andares y formas hicieron escuela, que si encontró la fórmula del éxito de forma casual en momentos de gran penuria en su difícil vida...   Pero yendo más allá, nos encontramos a una excelente persona, un buen hombre que no dudó en hacer gala de su mejor humor aún en los peores momentos, como cuando tuvo en octubre una “caidita de Roma” que lo dejó inmóvil en el suelo hasta que los bomberos pudieron abrir la puerta de su vivienda.


     Este malagueño ejemplar, enamorado de la vida y, sobretodo de su esposa (su muerte lo sepultó en una tristeza de la que ya nunca se recuperó), nos ha hecho reír inumerables veces y nos ha contagiado sus gestos, sus palabras inventadas, y su forma de sonreír a la vida. Lo que una persona puede aportar a un grupo de amigos, un vecindario, una comunidad, es algo que en esta caso se multiplica por miles pues Chiquito supo llegar al corazón de toda una nación, ganándose a propios y extraños con una gracia connatural que era trementamente conquistadora. 


    Gracias por todo, especialmente por añadir algo más a ese "tejido" nacional que, se reconozca o no, llega a unos y otros rincones del país, un país mucho más necesitado de risas y buen humor que de bronca y división. Hasta siempre gigante, te echaremos de menos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!