viernes, 11 de octubre de 2019

Fútbol: Real Madrid-Granada





     Que mi equipo local, recién ascendido a primera división, esté codeándose con los grandes colosos en los primeros puestos de liga, no es cosa cualquiera. A la hazaña épica de vencer al Barcelona por 2-0 (y con Messi), hay que sumarle el ocupar en varias ocasiones el primer puesto y estar en zona Champions, algo histórico para la ciudad de Granada en un increíble arranque de temporada.
      Una circunstancia así propiciaba cumplir un deseo de esos que se vienen arrastrando desde años, y animados además por una promesa hecha a mi hijo Manolo, todo encajó para procurar una visita (nuestra primera vez) al Santiago Bernabéu, que este pasado sábado ha recibido allí a nuestro Granada cf.



     Encontrar entradas a precios “razonables” fue una odisea, pero la ocasión era única, y la familia que tenemos allí (cuñados, hermanos, sobrinos, primos...), hacían aún más atractivo el plan, de modo que organizamos todo y los días transcurrieron veloces. Al partido solo iríamos los papás con Manolo, y las chicas aprovecharían las horas con las primas madrileñas entre paseos y festivales de los que siempre hay en la ciudad.




EL ENCUENTRO 

     La emoción estaba servida. Llegar al gran estadio ya hacía surgir cosquillas en el estómago, pero los momentos estelares del inicio durarían poco. Un gol tempranero del Madrid nos borraría la sonrisa casi de inmediato, pero aún quedaba mucho por jugar...



     La presión del estadio, jugar ante todo un Madrid, y comenzar encajando un gol en el primer minuto supuso todo un reto a un Granada al que le costó entrar en el partido. Nuestro portero tuvo que echar mano de sus recursos y los madridistas gozaron de buenas opciones, si bien las cosas se fueron equilibrando hacia mitad del primer tiempo. Un poco de aguante hizo que se mantuviese un esperanzador 1-0 antes de llegar al descanso. Sin embargo, el minuto 45 deparaba un gol que sentaba como un mazazo a la afición rojiblanca.

     En el segundo tiempo las cosas se pusieron más favorables al Granada, pero aún así tuvimos que contemplar un 3-0 en el marcador; por fin, su tesón y garra forzaban el penalty a favor que sembraba algunas esperanzas.


Penalty transformado en gol a favor del Granada.

     El partido acabó con una derrota para nuestro equipo por 4-2, pero el resultado no da la idea de un partido reñido como realmente fue, con un Granada que remontó hasta el 3-2 y a punto estuvo de empatar a 3 goles. 


Segundo gol del Granada en una segunda parte muy equilibrada.

     Tal vez ese resultado (3-2) hubiese sido el más justo, y así se mantuvo hasta el minuto 92 en el que un despiste propició el cuarto gol del Madrid (el típico detalle que marca la diferencia entre un equipo modesto y otro plagado de geniales estrellas).

Manolo, decepcionado ante el resultado.

     La experiencia valió la pena, especialmente por contemplar el entusiasmo de Manolo, vestido con la equitación del Real (ambos somos madridistas), pero animando a nuestro Granada. 





     También era divertido observar el ambiente y la animación de la hinchada madridista, al margen de la impresionante vista de un recinto lleno a rebosar con más de 80.000 personas.


Impresionante hinchada madridista animando brazo en alto.

     Por mi parte, ya veis que tuve ocasión de disfrutar de mi cámara de fotos haciendo algunos disparos, a pesar de la distancia a portería cuando marcó el Granada. Una vez fuera, la bella y variada arquitectura también propició la ocasión, y luego se completó con el ambiente de feria en la noche de Boadilla, una población cercana.

     En fin, prometedor equipo el nuestro en una de mis ciudades favoritas, y es que visitar Madrid siempre es un aliciente... hasta la próxima entonces...


4 comentarios:

  1. Hola Manolo!!Que hermoso momento aun después de la derrota, que afortunado poder ir con la familia a ver un partido de futbol....y mas al Bernabeu!! acá es un peligro. Muy buenas fotos y me dio mucha ternura la postura de tu hijito ante el penoso resultado, otra vez sera....
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gra!! Fue toda una experiencia, y realmente el ambiente fue muy relajado, no suelen vivirse muchas escenas de tensión en estos partidos. Y Manolo pues disfrutó un montón, a pesar de la derrota. Besos!

      Eliminar
  2. Qué familión! y qué buena crónica de fútbol. Me alegro que tu equipo ande codeándose con los grandes. Y que le haya ganado al Barça no es moco de pavo.
    Con el Real Madrid y de visitante es muy difícil, me hiciste recordar la final del mundialito 2014 donde mi modesto San Lorenzo (modestísimo, ya se habían vendido los jugadores que habían sido los mejores en la Copa Libertadores unos meses antes) le aguantó 37´ el 0-0 hasta que... Sergio Ramos metió la cabeza.

    Me gusta la casaca con el nombre Manolo Jr

    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Aguantar al Madrid es difícil!!!! Pero a veces hay sorpresas sí!!!!Y bueno, Manolo es todo un personaje, jeje, él mismo propuso lo de grabarse Manolo jr en la camiseta, y tiene clarísimo que acabará jugando en primera división, a jajajaja!!! Abrazo Frodo!!!!!

      Eliminar

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!