jueves, 17 de octubre de 2019

Joker. Bienvenidos a la realidad...




    Era la primera vez que sonreía. Me refiero a una sonrisa de verdad, de las que nacen desde dentro, forjadas bajo la certeza de un motivo.
     Bailaba como nadie bajando esas escaleras por las que tantas veces había subido abatido. Engalanado con sus mejores atuendos y su impresionante maquillaje, por primera vez se sentía capaz de desafiar a todos sus miedos... y todos aquellos que los habían procurado...
     Pero ni tan siquiera este baile duró lo suficiente. Apenas esbozados los primeros compases, la silueta de dos polis fisgones se recortaba en el horizonte...




           Muchos se escandalizan de la violencia esgrimida. A otros, nos produce estupor vernos reflejados, a veces, en el letargo de los idiotas, y empiezan a venir a la mente los recuerdos de aquellos momentos donde no quisimos darnos por aludidos, donde miramos para otro lado...


     No queremos el desenlace visceral que nace de la rabia humillada, traspasada por abandonos y abusos. Creemos que la moral evitará el brote amparándose en la "no justificación", pero la palabra no siempre gana el pulso a los hechos. El hambre y la lágrima se alían con el ego en más ocasiones de las que creemos, y entonces la primera ficha del tablero de dominó se precipita...

     ¿La locura? ¿La enfermedad? Bueno, son factores con los que hay que contar, pero no todos los que vociferan y luchan son lunáticos, de modo que atribuir el horror a estos menesteres de la psique es tan peligroso como pueril.



     ¿Diálogo es la clave? No, aunque es parte de la solución en un segundo momento. La clave, el primer paso, es la escucha. Hacer un alto para dar la oportunidad al que reivindica. Para ello hay que dedicar tiempo, abrir espacios, ofrecer un asiento con o sin café, y dejar que quien está enfrente dé rienda suelta a la expresión de sus quejas... A partir de ahí, si hay buena voluntad, todo puede construirse, pues cuando alguien se siente escuchado las cosas cambian. Hay que marcar límites y consensuar las reglas del juego, y entonces  la paciencia empieza a tejer su necesario e invisible hilo, y la madeja comienza a crecer apaciguando la ira, relajando el brazo que se enerva en el aire, apagando la llama que a punto ha estado de prender aquel contenedor...
     ...Y es que nadie debería verse abocado a convertirse en Joker.


14 comentarios:

  1. Como diría José Luis Moreno... Woo woo! 🤣 excelente película y entrada 👌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nena, siempre atenta a mis publicaciones. 😘 😘

      Eliminar
  2. me encanta que la película te haya hecho escribir algo tanartístico y sesudo, felicitaciones. Además esa primera imagen es el momento preferido mío del actor, su gestualidad es excelente retratando su sufrimiento interno.

    Me alegro que la hayas disfrutado y espero más! abrazo primo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, me animé a verla al leer tu crítica!!!, Gran interpretación por descontado, pero fueron muchas más cosas... necesitaría otra entrada, jeje..... Abrazo Máster!!!!!

      Eliminar
  3. Me gustó la cinta.
    Expone la cara y cruz de un villano... sin más.
    El escándalo que se formó con la Naranja mecánica, o las de Tarantino... y ésta de Todd Phillips, es la muestra hipócrita de nuestras sociedades dispuestas a perdonar a los los "héroes" que suban por las paredes como arañas, o que como caballeros de lo obscuro deciden de lo que es el bien el mal, o de que una criptonita te cambie la vida: puedas volar... y más.
    Descubrir la cara y cruz de cualquiera de nosotros: héroes y/o villanos, pues en cada uno de nosotros yace y nace el bien y el mal, ahondar psicológicamente en nuestra carcajada o en nuestra psique nos otorga una dimensión de "héroes o villanos de lo cotidiano".

    Salí de la sala partida en dos.
    Como la villana y/o heroina que según que día me habita.
    Sin juzgar.
    Y sonriendo. Entendiendo el poder de una risa incontenible que nadie es capaz de abrazar.

    Besos, Manolo.

    Y gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Qué curioso eso que dices de salir de la sala sin juzgar, algo que todos hacemos muchas veces de forma irresponsable... hay en ello mucho de saber mirar en la distancia, sin dejarse arrastrar, lo cual es muy sano. Y bien dices que todos tenemos algo de héroes y villanos... Gracias por pasar!! Besos!

      Eliminar
  4. Hola Manolo!! creo que hiciste un excelente analisis de la peli, (que no pude a ver todavia), pero me encantan este tipo de peliculas que se ve reflejada un serio problema de la sociedad actual, te puedo hablar solo por el trailer y por tu resumen que el Joker es el resultado de la indiferencia y mal trato de la gente, del estado....y como vos decis no son esuchadas, hay muchas personas que estan en esta situacion y a mi me da mucha pena. No justifico la violencia.
    Me encanto tu mirada de esta problematica pienso igual que vos!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gra!, bien dices lo del reflejo de la sociedad actual, y pienso que de todas las sociedades en las que las diferencias han sido tan pronunciadas... así nos va a veces.... de todo se pueden sacar conclusiones pero hace falta determinación en aplicarlas, y luego el complejo tema político... en fin. Nos queda disfrutar lo que podamos pero compartiendo, guiñando un ojo y sonriendo al cercano y al lejano... Besos!

      Eliminar
  5. Interesante análisis.
    Esa escena, con ese plano picado (visto desde arriba), dice mucho. Más en comparación con las escenas de la escalera, en plano contrapicado (visto desde abajo), en que el hecho de subir la escalera se muestra como algo agobiante.
    ¿Hasta que punto es inevitable la transformación del personaje) ¿Pudo haber escapado o ya tenía un fuerte condicionamiento por su origen?
    El personaje plantea algo interesante, que muchos sufren violencia sin que nadie les ayude. Y bastó que tres personajes más afortunados murieran, para que se le diera importancia al hecho de que hay violencia. Y hay quienes lo tomaron como un héroe, contra el sistema.
    No se justifican sus extremos, pero en algún momento tuvo que defenderse.

    El personaje tenía cierto talento, en la forma de bailar, pero no toleraba mucho el rechazo.

    Interesante análidis.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante analizar la escena desde el propio criterio de composiciòn cinematográfico, algo para ti más fácil por tener un gran hábito de escritura y lectura, lo que abre la perspectiva, es desde luego un deleite que dejes tus conclusiones, tan acertadas por cierto... Gracias Demiurgo, un aporte valioso sin duda!!

      Eliminar
  6. Ya leí tantas reseñas que me están haciendo sentir viejo en este mundo.
    Voy a tener en cuenta tus recomendaciones al verla

    Abrazos Manolo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Sí, el tema empieza a estar muy saturado jaja!!!! Me paso por tu blog!! Fuerte abrazo!!

      Eliminar
    2. y no fue todavía, no creo que lo haya hecho jaja...

      Eliminar
    3. Y acabará por no ir??? Jajajaja

      Eliminar

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!