jueves, 20 de febrero de 2020

Influenza: sacudiéndome la maldita gripe.



  Hubiese preferido contraer el corona-virus, pero no el chino, sino el de origen mexicano, tal y como aparece en esta foto del pasado verano que tan buenos recuerdos me trae...   Pero no, al parecer no era el momento de mi cerveza favorita, y me tuve que conformar con la clásica gripe occidental. Algunos habrán notado mi ausencia durante un par de semanas, no solo en lecturas y comentarios, sino incluso en la ausencia de respuestas en mi propio blog (pido disculpas por ello); pero es que una gripe bien pillada te deja fuera de circulaciòn un buen puñado de días...

     Y así, un poco asombrado de comprobar mi poca fortaleza física, y agotado de tantos días de fiebre y trabajo acumulado (desbordante y estresante al máximo), tuve que afrontar también a mi vuelta un par de funerales de los que te dejan hecho polvo. Entonces no me quedó más remedio que optar por recuperar fuerzas y hacer algo que me devolviese a la senda de la normalidad, todo argumentado con la siguiente reflexión: “Manolo, ya va tocando hacer esas cosas que tanto te gustan...” 




     De modo que subí a mi chica al Mustang, lo conduje de la única forma que sé hacerlo (es decir, algo pasado de revoluciones), y nos fuimos en dirección a la costa a tomar un buen café en una terraza insuperable...





     Quedaba la prueba final: tomar algunas fotos y comprobar que mis facultades con la cámara habían vuelto en plenitud. Entonces... ¿qué tal ésta? ¿damos por válida la prueba?.......  en fin, yo al menos siento que me he sacudido la gripe a base de bien....   chao gente!!!


Salobreña (Granada)


Todas las fotos (c) Manolo.dj