miércoles, 25 de noviembre de 2020

Maradona: El dios del fútbol, hombre de carne y hueso.




     Recuerdo haber oído hablar de Maradona casi desde siempre. De pequeño observaba a mi padre y mi tío hablar sobre este tipo que parecía hacer lo que quería con el balón. Debía ser sobre todo en torno al mundial del 82, el cual supuso todo un acontecimiento al disputarse en nuestro país, con la expectativa que generaba recibir a lo mejor del fúlbol mundial.
      Los telediarios se llenaban de imágenes y resúmenes de los partidos transcurridos, y aunque aquel no pudo ser el mundial de Argentina, sin duda Diego daba motivo para hablar por su indiscutible calidad y, sobre todo, por la expectación generalizada de que lo mejor con él  aún estaba por llegar. 
     Su inmediato paso por Barcelona trajo sin duda memorables goles y jugadas, consiguiendo incluso una recordada ovación por parte del Real Madrid en un épico gol marcado ante las atónitas gradas del Santiago Bernabeu. Las temporadas con el equipo azulgrana, sin llegar a lucir al cien por cien debido a distintas contrariedades (lesiones, enfermedades y expulsiones), comenzaron a dejar entrever una complicada vida privada que acabaría también llenando portadas...
     Pero aún quedaba su paso por Nápoles, el triunfo argentino en el mundial del 86, y entre partido y partido, jugadas imposibles y goles de récord. Siempre recordaré así a Diego, como autor de genialidades que hacía las delicias de propios y extraños del bonito deporte del fútbol.

     Hoy Diego ha sucumbido ante la parca implacable. Se decía que su estado de ánimo, también sujeto a miles de vaivenes en su ajetreada vida, ha podido ser un desencadenante fatal en su proceso de recuperación tras una reciente intervención quirúrgica. Demasiadas ausencias tal vez, un más que posible desencanto con su situación personal, han podido retirar las necesarias energías cuando su cuerpo maltrecho se enfrentaba a una dura recuperación. 




      Especular ahora, en cualquier caso, es lo de menos. Lo de más, es tomar un tiempo para recordar hazañas únicas, para congratularnos de haberlo tenido como contemporáneo, para soñar con esas jugadas que no pudieron tener a otro protagonista más que a él.




     Me uno entonces al sentimiento de ese pueblo tan querido para mí, y como no, en particular a mis amigos argentinos. Descanse en paz, Diego.




martes, 17 de noviembre de 2020

En la era de las vacunas, onmipresente BOWIE !




     Bah, hoy todas las vacunas se amontonan en esa escogida serie de noticias, todas bien preparadas, como soldados entrenados para llevar al somnoliento espectador por la jungla de esos telediarios pastosos. ¡Claro que la noticia es importante, y deseable algún remedio!, pero a veces se les ve el plumero por el momento escogido. Y es que, los motivos electorales o la repercusión bursátil... ¿son siempre la excusa para determinar que "LA NOTICIA" (cuya definición lleva intrínseco el sello de la inmediatez y la espontaneidad), deba ser retenida y lanzada al antojo de los que tienen información privilegiada?

     Pfizer rompió el silencio, pero su friolero escenario hoy ha sido caldeado por una menos exigente Moderna. Y ni nos acordamos ya de la ignorada rusa Sputnik, y relegamos en el cajón del desprecio a la temida china Coronavac (que al parecer funciona de maravilla, tampoco es sorpresa...) Y las decenas que llegarán en breve...

      En fin, tampoco estoy dispuesto a caer en las elucubradas teorías conspiratorias, las cuales se suelen desvenecer por su propia complejidad (o por su ilusoria "sencillez"), haciendo el agosto de infortunios muchas veces disfrazados de cómodo ego. Simplemente, no todo es lo que parece pero tampoco lo que muchos  imaginan (ver aquí lo que yo llamo la hipótesis negativa).


     Paso. Pero entre todo este barullo me viene un lejano rumor en forma de estrofa y gran canción, y es que, nunca la palabra VACUNA sonó mejor que en boca del gran DAVID BOWIE.  Ahhhh... ¿no.....? perdón....... Al parecer llevo 25 años confundiendo el término; siempre me había sonado a "vacuna" (VACCINE) cuando en realidad es "vacío" (VACCUM)...... ya...... pues se ve que me faltó una buena información, je... debe ser eso, a ver a quién culpamos de esta conspiración morfológica.

     En cualquier caso,  ¿qué mas da?, festejemos con Bowie, permanentemente...



      " La vacuna El vacío creado por la llegada de la libertad, y las posibilidades que parece ofrecer, no tiene nada que ver contigo, si uno puede entenderlo... " (up the hill backwards)