jueves, 19 de septiembre de 2019

España-Argentina: la gran final.




    No soy un gran especialista en deportes, pero una final como esta no podía perdérmela. España llegaba para enfrentarse por el oro con la selección argentina. Mi país, junto a mi nación hermana por excelencia, siempre conviviendo a la par en este corazón inquieto, me daban una tremenda alegría al ofrecerme la final más deseada. Siempre ha de haber un favorito en todo, pero ciertamente tener un rival como Argentina es un regalo, especialmente cuando este equipo ha librado un campeonato extraordinario desbancando en el camino a gigantes del baloncesto como Francia o Serbia.
     España llegaba perfecta a la final, pletórica por acariciar el que podría ser su segundo campeonato mundial, y como llegó, jugó. Jugadores de vanguardia que brillaron de una forma especialísima (ya sabemos que Ricky y Marc Gasol fueron laureados por ello), pero en medio de un equipo a un nivel tan alto que incluso esta supremacía quedaba algo eclipsada por el brillo del conjunto. 




     Ahora bien, la batalla había que librarla, y Argentina no iba a regalarnos nada. Sin grandes sorpresas en términos generales, sí hubo momentos de especial intensidad, y ya sabemos que los minutos en baloncesto pueden ser muy largos. Con escenarios prometedores como el tercer cuarto jugado por una España demoledora, también hubo que quitarse el sombrero ante una Argentina que reaccionaba con valentía y que era capar de recortar cinco puntos en menos de un minuto.


    Juego limpio y hasta camaradería entre ambos equipos (casi era un trato de compañeros de final más que de contrincantes), para llegar a un final de partido con victoria rotunda pero con la certeza, como dijo el gran Scola, de que Argentina no había perdido el oro sino que había ganado la plata.
   Alegría, resultado justo, y una bonita ceremonia de entrega de trofeos. El momento estelar, la entrega de la copa a ritmo del "Samba" de Bellini que, quedaba muy bien, pero que me dejó un poco desconcertado (¡qué ocurrencias las de los chinos!). 
     En fin, ole y ole por esa selección. ¡Bravo!

   

7 comentarios:

  1. Hola Manolo, voy a repetir algunas palabras que dije en otros blogs sobre basquet.

    España nos dió una clase de basquet maduro, nos demostró como se juega en forma inteligente, en equipo y tomando decisiones seguras. Claramente eran los favoritos, en el mundial fueron de menor a mayor, y demostraron por qué son merecedores del campeonato. Muy tranquilos, casi sin despeinarse (lo digo en especial por el peinado de Rudy que ni tirando desde 8 metros se despeina jajaja)
    Nosotros con muchas más ganas que buen juego, pero quiero rescatar algo que no han dicho los comentaristas y relatores -pro lo menos no los argentinos-: el último minuto el técnico nuestro dejó en cancha a los 5 más jóvenes, jugadores de la liga nacional (cómo Fjellerup de mi querido San Lorenzo), o chicos que se han ido a probar suerte a Europa con apenas 20 años. Una señal de que hay que apostar a futuro y de que, cuando se pensaba que el vacío entre la Generación Dorada (la del subcampeonato mundial 2002 y la ganadora del oro en 2004) y una futura generación ganadora iba a dar para muchos años más, estos jugadores se encargaron de decir "acá estamos, crecimos y le podemos pelear a cualquiera, con hambre pero también con buen juego en equipo".
    En la final no le salieron las cosas, por mérito de la defensa española y un poco por fallas en la toma de decisiones, pero hay equipo.

    Abrazo hermano y gracias por ocuparte de este gran deporte!

    PD: JLO, aprendé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja!!! Muy buena la postdata, pero el hermano JLO es sólo de fútbol, ya sabés!! Interesante lo que dices de las nuevas generaciones, algo imprescindible a tener en cuenta en cualquier disciplina deportiva. Por lo demás, disfruté mucho esta final, justo en un mundial en el que apenas vi nada más... Fuerte abrazo amigo!!!

      Eliminar
  2. No vi el partido, Manolo, pero tengo el lujazo de contar contigo y Frodo como comentaristas para un resumen táctico de primera :))

    Un beso y abrazo grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zarza!!! Frodo mucho más técnico y entendido que yo, lo mío es más pasional por la emoción del momento, jajaja!!! Besos!!!!

      Eliminar
  3. me da gusto eso que fueran ellos los rivales, sabés que me pasa lo mismo con respecto a España, la defiendo a morir en lo que sea... eso sí, no vi ni un solo minuto... me pasa lo mismo que con el rugby o el voley, no me mueven un pelo...

    ahora recuerdo que era el deporte preferido de Prince desde niño como el fútbol americano no? y espero con ansias esos 10 discos de 1999 que están pronto a salir jaja, no será mucho?

    abrazo grande como siempre y bueno, lamento que te haya hecho conocer yo a Frodo seguramente...

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Jajaja!! Siempre acabamos hablando de Prince!!! Magnífico!!!!, me gustó tener en mente a mis amigos argentinos en el evento.... y de 1999, tiene buena pinta eh???? Abrazo!!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Anímate a comentar, haremos el blog más ameno y... SIEMPRE voy a contestar!!!